viernes, 18 de marzo de 2011

"JOSÉ Y CARLOS VELÁSQUEZ QUEVEDO". ACTORES Y MAESTROS EN EL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.

José Velásquez
Nada más importante para el ser humano que la vocación. Pedimos la venia, en el más allá, a un grupo de hermanos actores del Perú que hizo escuela y dejó huellas. Nos referimos a José, Carlos, Tulio y Mario Velásquez Quevedo, los mismos de "Histrión". José, nos impresionó por su voz y su dicción y fue nuestro profesor de Castellano y Literatura. Tuvo un hijo igual actor, Jorge, muy bueno y lamentablemente fallecido y olvidado. Carlos, igualmente profesor, pero del curso de Electricidad y al que le debemos saber cambiar los fusibles de casa cuando estos "vuelan". Tremendo actor y fue papá de Angelita, actriz que heredó el sello de tan singular familia y sigue demostrándolo con creces.

Son los inolvidables maestros del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, inaugurado en 1950 por el Presidente del Perú, General Manuel Andrés Odría. Por aquellos tiempos, soñabamos con ser locutor y lo conseguímos. Intentamos ser actores de teatro y nos frustramos. Es que había una diferencia grande entre el Teatro y el Radioteatro. Nacimos para lo segundo, muy fácil, sabiendo leer e interpretar. Muy bién. En el mundo de la escena nacional, triunfaron los hermanos "Velásquez Quevedo" en todo lo alto.

Actriz Delfina Paredes.
Nos dio gusto ver ahora poco a Delfina Paredes, exquisita dama del teatro peruano, en una entrevista por Canal 7. Viuda del menor de los Velásquez, Mario, al que los del teatro serio añoramos. El televidente de los 50, lo recuerda como "Achicoria", apelativo que me imagino aceptó para encajar en "El Tornillo" y que debido a su arte y gracia impuso notablemente. Delfina y Mario, juntos, fueron una matriz incubadora de excelentes actores: sus hijos, herederos de aquel su talento congénito. Felicitaciones.

Nos reencontramos con Carlos Velásquez, cuando integrábamos el radioteatro que dirigía Elvira Travesí en Radio El Sol. Ya era un triunfador. Hombre sencillo, modesto, pero grande como actor y colega. Fue el artista que se integró a la televisión, conoció el cine nacional y tuvo participación en el mexicano y en un filme de Hollywood. También fungió de libretista y director en producciones de alto nivel y en los humorísticos de la televisión. Le sigue sus pasos Angelita Velásquez. No tuve el gusto de conocer a Tulio ni a Diego, el hermano que escapó al virus. 

Al centro Gregor Díaz y Carlos Velásquez Quevedo
Sabemos lo difícil que resulta en nuestro país, mantenerse con este maravilloso arte. Por todo esto, crece la figura de Delfina Paredes, una actriz perseverante y con un sacrificio ejemplar. Luchadora incansable desde su Sindicato, hecho que la enaltece pero, sacrificando lo suyo. Allí están sus hijos con Mario, todos luciendo esa vena histriónica congénita. Ricardo, se dedicó una temporada a medir el tiempo. No era lo suyo. Los otros, Gabriela, buena actriz y Mario, igualito a papá. Muestran su calidad en novelas y películas a gran altura.

Los Hnos. Velásquez Quevedo, regalan su arte a Dios y los ángeles. Dejaron un vacío fácil de llenar por sus hijos, sobrinos y quien sabe hasta nietos. Son los eternos del "Grupo Histrión", una institución de lujo con un profesorado teatral de pura sangre. Un saludo para la insigne Delfina Paredes, la mejor declamadora de Vallejo y que tiene un nieto llamado Martín y que se encuentra descifrando "El Secreto de la papa". Hijo de Diego. Está garantizada la continuidad de esta familia, en la escena nacional. JOSÉ, CARLOS, TULIO Y MARIO VELÁSQUEZ QUEVEDO, ¡ Grandes Actores del Perú! ¡APLAUSOS!

4 comentarios:

  1. Qué gratos recuerdos! Yo nunca pude ver una obra de Histrión, nací en otra época. Pero crónicas como ésta llenan el espíritu de todos los que nos queremos dedicar a las tablas, claro que sí. Mucha suerte!
    Martín Velásquez A.

    ResponderEliminar
  2. Martín:
    Por el apellido podrías ser familia de los Hnos. Velásquez Quevedo y según parece, quieres dedicarte a su mundo. Te felicito y todavía hay esperanzas de que los veas actuar. Hay hijos y sobrinos y hasta nietos que continúan en "Histrión"con la abuela Delfina Paredes. Mientras exista un Velásquez, el famoso grupo "Histrión" no desaparecerá. Yiempo al tiempo para cantar "Todos Vuelven".

    ResponderEliminar
  3. Jejeje. Pues sí, don José Carlos, todos sus supuestos son ciertos. Soy nieto de Delfina y "Achicoria" (a quien no conocí); no sólo me quiero dedicar a esto, sino que ya estoy con un pie en la actividad, concretando proyectos propios y participando con algunos grupos cada vez que la oportunidad lo amerita (actualmente con Tablas Maestras y la obra "El secreto de la papa"); y no pierdo oportunidad de ver a mis tíos (Ricardo, Mario, Gabriela) cuando son parte de algún nuevo trabajo (soy hijo del cuarto hermano Diego, que le escapó a las tablas). Tan sólo quería agregar que no olvidemos a Angelita, hija de Carlos V., quien actualmente sigue actuando también, manteniendo viva la herencia de su padre, y a Jorge, hijo de José V., quien prosiguió en las tablas y TV hasta que, en el 2006, nos dejó, dejando su huella en esta tan cautivadora como sacrificada profesión. A su memoria este comentario. Gracias por el vals, a mí me gusta mucho.
    Martín Velásquez A.

    ResponderEliminar
  4. Querido Martín:
    Se presiente siempre lo bueno y estoy feliz de no haberme equivocado. En mi blog "Artistas en el Perú" http://loritos-periquitos.blogspot.com le dedico a Delfina una reseña y repito en cierto modo la historia de los Hnos. Velásquez Quevedo. Si la ves, dale mi saludo y dile que la sigo admirando en tdoo lo que hizo, hace y seguirá haciendo.

    Tomaré en cuenta los datos que me envías y haré las correcciones o agregados convenientes. Te abrazo.

    ResponderEliminar