viernes, 18 de marzo de 2011

"DÍA DEL MAESTRO". ¡VIVA EL 6 DE JULIO Y LOS FORMADORES PERUANOS!.

Miguel del Rosario, Alfredo Filomeno, Víctor
Rabanal, Carrasco y el Dr. Escudero. Inolvida-
bles Maestros en el "Ricardo Palma".
Una fecha de trascendencia es "El Día del Maestro". Es el homenaje al ser sacrificado y que se convierte en segundo padre de nuestros hijos en esas aulas de formación educativa y por las que hemos pasado la gran mayoría de peruanos. El martes 6 de Julio, cada unidad escolar sabrá rendirle su agradecimiento  por todos sus sacrificios y entrega. Cuando esa mística de la enseñanza es tomada con la seriedad de su significado, el resultado es elocuente, por el recuerdo hacia él de sus alumnos.

Nuestra mente setentona se llena de nostalgias y se traslada hacia sus años de primaria. El colegio fiscal, con sus carpetas bipersonales, aquel lugarcito para guardar los cuadernos o la base para colocar el tintero. El lápiz Faber, el borrador de papa, las plumillas y el portador de las mismas. No existían los bolígrafos y cada comienzo de año, recibíamos aquellos cuadernillos de obsequio, muy frágiles y que servían para hacer el borrador de las tareas. El guardapolvo blanco, símbolo de higiene.

Es inolvidable nuestro primer Director, Don Angel Fernández Dávila "el carioco" en el Colegio Primavera o Centro Escolar 401 en Angamos de Miraflores. La gran mayoría de alumnos, procedentes del todavía no distrito de Surquillo. ¡Qué profesores!. Hicimos la preparatoria y por culpa del tranvía, tan peligroso para nuestra integridad física, nos hizo emigrar al Centro Escolar 4404 con otro querido Director, "El Chato" Zegarra. No recuerdo más que su sobrenombre y su buén látigo.

Este colegio estaba ubicado en la calle Huascar de Surquillo. Nuestra primera maestra fue la Srta. Mercedes Filomeno Chávez, de quien debo agradecer su enseñanza de lo elemental para escribir. Los Filomeno, se han repetido hasta en nuestra educación secundaria con el querido "viejo Alfredo". Evoco y rindo mi homenaje a la Srta. Ibáñez, al profesor Vargas, a la enérgica Srta. Boiset y a la Sra. Gamio. Este colegio me formó para hacer la Primera Comunión y en ese Catecismo de San Vicente, nació mi vocación a la música.

Volveríamos al 401 y recuerdo a las maestras Zoila Arata, Rosa Gil de Pareja, Yolanda Rospigliosi y la "celadora" Susana. A mis profesores Neyra, Jiménez, Hurtado, Perales, Villafana y Tenorio, a los que evoco con mucha nostalgia. Fueron verdaderos formadores de sus alumnos y especialmente en la enseñanza y amor a los semejantes. Salimos preparados para la Secundaria, cuando los exámenes finales se tomaban de manera oral y en el Patio ante un gran Jurado. Otros tiempos que no se repetirán. Suerte la nuestra.

Permítanme un saludo especial a la profesora Zoila Serván Bernales, mi hija y docente del ICPNA y a todos sus colegas. Finalmente, un breve recuerdo a ese magisterio del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de 1950. A Don Víctor Rabanal Cárdenas, su primer Director e igualmente al actual. A todos sus profesores, a los de ayer y hoy. Lo hago a nombre de nuestras promociones y especialmente de la 63, 58 y la 54, todos unidos y deseándoles ¡UN FELIZ DÍA DEL MAESTRO!. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario