jueves, 6 de octubre de 2011

6 DE OCTUBRE. ANIVERSARIO DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.

Plantel Docente y Administrativo
del Colegio en 1950.
Éramos 
la Gran 
Unidad Escolar "Tomás Marsano" de Surquillo.
Hemos estado recibiendo estos días, innumerables llamadas telefónicas de amigos de los "dinosaurios", pertenecientes a nuestra  "promoción 54", aquella primera egresada de la ex Unidad Escolar "Tomás Marsano" de Surquillo. Nadie podrá quitarnos la satisfacción de haber sido quienes inauguramos sus estructuras. Que gozamos del saber de Maestros de la mejor Enseñanza y que pasados tantos años, no hemos podido olvidar. Mi homenaje y recuerdo a los que estuvimos desde 1950, disfrutando de ese regalo que nos formó y dio base a nuestras aspiraciones. Un primer recuerdo a Víctor Rabanal Cárdenas, el Director. Todavía hay eco de su voz en mis oídos y su gran figura es inolvidable. Nos dio el recibimiento y este se repetía a diario, salvo los muy imponderables del caso.  

Entonces lo suplía Víctor Vera Cubas que, con su estilo paternal, nos hizo querer más a aquella Gran Unidad Escolar que se nos entronó en el alma. Finalmente a Alfredo Filomeno Chávez, al que más recordamos por que fue el maestro de linaje especial y el que reemplazaba a nuestros padres en ese mundo nuevo. ¿Podrán recordar las nuevas generaciones a sus maestros como nosotros? Escribe un ex alumno y disculpen esta primera persona, que tuvo, para sorpresa de él y de todos sus amigos de barrio que postularon al colegio, el privilegio de ingresar como segundo de ese resultado esperado del "examen de madurez mental". Fue así:

El Primer Año "C", parte de la
 Promoción 1954. El cuarto de los

parados soy yo, de derecha a izquierda.
Primero Carlos Goga Taira y tercero otro "ponja", Víctor Nakamatzu Hara. Por eso mi barrio de San Diego en mi querido Surquillo, tuvo un festejo aparte. Lo recuerdo con la nostalgia del caso, porque Carlos y Víctor, se fueron temprano, pero triunfadores. Así, haciendo un recorrido por el ayer, encuentro en ese camino prodigioso a mis caros profesores Jorge Heraud, Miguel del Rosario, José Velásquez, Francisco Escudero, Félix Herrera, Julio Noriega, José Cabrera, Félix Arangüena, más recordado como "puchito", Fernando Galdo "el impajaritable" y al eterno y ponderado  Salustio Maldonado Robles y a quien, con sus Actividades Educativas, reconozco le   debemos muchos el habernos forjado en profesiones innatas como son el Periodismo, el Arte de la Música y la Locución.

Menciono al maestro Pietro Bruno, que nos obsequió un método para ser pianista sin tener  el instrumento. A él le debo ser músico porque apliqué su regalo, siempre con el pensamiento de "Querer es poder". Consistía en ejercicios digitales y predisponer los dedos para que, en un futuro, aplicarlos. Fue cierto. Recién en 1957 pude adquirir un acordeón, estudiar algo de teoría y convertirme en corto tiempo, gracias a aquel método, en un músico "profesional". Es así como creo mucho en esa otra frase: "Nunca es Tarde para Aprender". ¡Cómo olvidar a mis maestros y a esa querida Unidad Escolar y que hoy lleva el nombre de "Ricardo Palma".

Fachada de la Gran Unidad
Escolar "Ricardo Palma".

Retornemos a lo que nos motiva a escribir esta nota. La celebración de un Aniversario más del Colegio Nacional "Ricardo Palma". Sin ninguna duda nuestra fecha Aniversario. Siempre lo comentamos Julio Ardiles, Antonio Chávarri y Pedro Ramírez, los que nos mantenemos unidos a pesar de las distancias. Y nos hicimos presentes a esta celebración y cuando todavía estaban los dos Víctor: Rabanal Cárdenas y Vera Cubas. Fue un privilegio haber hecho uso de la palabra ante ellos, ver sus rostros orgullosos y reirse a más no poder  cuando denunciamos anécdotas que los involucraban. Somos de la Promoción 1954 y, a mucho orgullo, de Surquillo.

Una felicitación especial a nuestros hermanos menores Hernán Caycho Chumpitaz, César Carmelino Herrera y Alfredo Filomeno Jarrín de la Promoción 1958. A ellos debo el seguir unido al colegio. Un ejemplo de promoción y sin ningún ánimo de competencia. Otra muy especial a mi hermano de barrio y de escuela Justo Linares Chumpitaz, promoción 1955 y creo solitario como nosotros y exponentes de la Vieja Guardia. A la Asociación de Ex Alumnos. Un abrazo a todos. A los que estudiamos y a los nuevos, a los niños y jóvenes que algún día tomarán la Bandera del emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. ¡Feliz Aniversario! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario