sábado, 14 de junio de 2014

LA OPERACION DE CATARATAS. UN MILAGRO INIMAGINABLE. GRACIAS DR. LUIS CAMPANA BELLOTA DE "LA CLÍNICA ÑAHUI" DEL DR: CIRINEO QUISPE, "RICARDOPALMINO" COMO NOSOTROS.

Poso aquí con el Dr. Luis Campana Bellota, autor
de mi alegría al sentirme renovado visualmente y a
plenitud. ¡Muy buena gente!
Nunca dejamos de recaudar experiencias. Vienen tristes o alegres. Ruidosas y silenciosas. Visibles e imperceptibles. Estamos tratando de explicar lo que nos acaba de suceder. Hace ya buen tiempo teníamos problemas en la visión y que aceptábamos como naturales. Sabíamos cómo nuestro hermano César y el colega Juán Felipe Montoya habían experimentado esta operación y sin embargo ne le dábamos la importancia debida. Quizá ellos no supieron manifestarlo y destacar que es algo maravilloso. Hoy lo hacemos nosotros para beneficio de nuestros congéneres, porque nos parece obligatorio comentar nuestra reciente experiencia. Pongan mucha atención.

Mis amigos y familia saben que pasamos por una etapa difícil, nuestra reciente viudez, y que también nos pertenece a todos. Verse irse a nuestro amor de toda la vida nos afectó sobremanera. Entendamos qué es el amor. No se trata de la fiel y natural querencia a los padres y hermanos. Por amor se llega al suicidio y a los imposibles. ¿Notan la diferencia? En esta dura etapa nos sorprendió nuestra hija Zoila Gabriela y nos propuso visitar a un experto para descartar nuestras deficiencias visuales. Tuvo que ver mucho en esto mi apreciada Irma Castro Salas, hermana de mi nuera Mechita y que consiguió una primaria cita con el Dr. Luis Campana Bellota en la Clínicade Ojos ÑAHUI de la Av. Angamos 714 en Surquillo, nuestro querido barrio de la infancia.

Nos recibió el Dr. Campana y de frente al aparato detector. Se trataba de cataratas. La explicación del caso y el diagnóstico. Operación ineludible y al instante recetas para el examen y medidas de la vista. Todo al flash de un rayo. Corazón y riesgo quirúrgico y análisis de laboratorio. En la misma clínica y a un costo nada imposible de asumir. Se acercaba el Día del Padre y postergamos todo para después. Quedamos en que mi operación se efectuaría el 19 de Junio de 1914 y siete días después aquí me tienen relatando esta feliz experiencia. En 30 minutos y sin contar con la espera, muy breve, y todo el preámbulo que rodea a un hecho de tanta magnitud para con nuestra salud visual. Increíble ¿verdad?

Debo agradecer a Dios por favorecernos con amistades especiales. A raíz de nuestro duelo, recibimos un apoyo económico espontáneo de José Eduardo Cavero Dubois y que no lo hace por primera vez. Es su manera de demostrar su amistad y cariño al pasado que involucra a su padre, quien fuera el mejor broadcaster peruano de todos los tiempos desde Radio Victoria. Mis reseñas llegaron a su conocimiento y sucedió el milagro de volvernos a encontrar a través del Internet. Es así que empleé estos recursos en mi operación a la vista. Por medio de ESSALUD estaríamos en estos momentos esperando la Carta de Referencia y quizá nueve meses más en todos los trámites que se le exigen al enfermo y como si se tratara de un menesteroso.

El resultado es fantástico. Dejamos la sala de operaciones con un parche en el ojo y cita al día siguiente. Cumplimos y el Dr. Campana ya en su consultorio de esta afamada clínica, procedió a quitarnos la venda y... ¡Oh Milagro! Una claridad sorprendente y... recién tomábamos en cuenta la experiencia de mi hermano César Augusto. ¡Cuánto tiempo sufriendo! No poder leer libros y exponiéndonos a los peligrosos efectos de las pantallas de la computadora y del televisor. Nuevamente una visión de recién nacido. Lo cuento, porque le deseo a quien sufra de estos males de la vejez, una calidad de vida extraordinaria. Todo lo que se invierta en salud es bueno. Los resultados nos indican que fuimos por el camino correcto.

No estamos promocionando ni pagando algún favor de esta clínica de mi condiscípulo "ricardopalmino" Cirineo Quispe y a quien no tengo el gusto de conocer personalmente y de seguro hubiera ordenado un mayor descuento. Le doy mi calidad de amigo al Dr. Luis Campana Bellota por su trato y dones de humanidad para con sus pacientes. Todos los comentarios que captamos en la antesala le favorecen. Nosotros, ya dados de alta, volvemos a escribir y sentimos la satisfacción de ver claramente nuestro teclado y leer el artículo. No deje pasar el tiempo. Anímese, consulte precio y así como conseguimos dinero para algún festejo, y sin beneficio alguno, dése el gran gusto de volver a ver la naturaleza y todo lo que más le agrade de manera nítida y a verdadero color natural. Gracias.



lunes, 12 de mayo de 2014

"LA NOBLEZA QUE ADORNA A POCOS. ¡MUY AGRADECIDO A LA AMISTAD".

Gaby Bernales de Serván
Esta última semana del 5 de Mayo al día 11 de 2014, hemos palpado el significado de la amistad, en un grupo de personas que permanecerá en nuestro corazón para siempre. No pertenece al rubro aquel de "No es amor al chancho, sino a los chicharrones", no. Es gente honesta y a la que agradezco su compañía en nuestro pesar de haberse cumplido el primer año de la muerte de mi querida esposa Antonieta que nos dejó el 8 de Mayo de 2013 y mes a mes nos muestran sus testimonios de solidaridad a través del Facebook. Les agradezco en el alma y son demasiados y muchos, que hasta se nos han perdido en el tiempo.

Antonio, Renzo, Renato y Marga
"La familia Rubín Córdova".
El domingo 11 se celebró su Misa. Día de la Madre e imposible de contar con la presencia de toda nuestra querida familia y buenas amistades. Pero, aquí están las excepciones. En primer lugar nuestra vecina de Santa Isabel, Carabayllo,  Doña Margot Córdova de Rubín que en la celebración de su día maternal, lo dejó todo para estar presente en la Iglesia Santa Rosa de Lima en Lince. ¡Qué gran amiga! No nos interesa el "millón de amigos" de Roberto Carlos. Nos quedamos con ella y su digna familia, acogedora amistad y con la que dividimos penas y alegrías desde 1973 en esta querida urbanización. ¡Gracias Doña Marga!

Nuestras amigas Sunita y Litu.
No teníamos noticias de ellas. Sunita y Litu, madre e hija, dos delicadas damas de la India y sus familias que, según sus creencias, descubrieron hace muchos años que nuestra Antonieta era la reencarnación de uno de sus seres queridos. Así se gestó una singular amistad. Ellas se enteraron recién al llamarnos por teléfono y desear saludarla. Como es natural nos sorprendió, porque habían estado de viaje y nos fue imposible hallarlas. "Sunita" y "Litu" estuvieron presentes en la Iglesia y respetando nuestro culto religioso oraron por su espíritu y nos han demostrado que la amistad todavía existe y con realidad extraordinaria. Muy agradecidos.

Carlos Escudero Liben
Me referiré ahora a Carlos Escudero Liben, ex vocalista de la agrupación nueva olera "Los Snacks" y brazo derecho nuestro como asesor en épocas que presidimos la Asociación de Locutores del Perú. Víctima del olvido y pagando consecuencias caras de descansar en la incomodidad del asiento de un viejo automóvil que le sirvió de techo y refugio. Hoy se ha recuperado de la depresión, pero haciendo esfuerzos por equilibrar su cuerpo tuvo la admirable fuerza de voluntad para concurrir a la Iglesia y hacernos compañía. ¡Qué admirables eres mi querido "locomío"! Te ganaste nuestro eterno cariño. ¡Grande como amigo!

Carlos Morán Euribe
Siempre están con nosotros los Morán Euribe. Familia querida de la Unidad Vecinal Nro. 3 y que creció con mi querida Antonieta. Nuestra amistad es legado de sus padres y de nuestros suegros. Con raíces profundas y llenas de nobleza. El tiempo ha transcurrido y el vínculo con Teresa, Pina, Emilia, Elizabeth, Carlos y Hernán Morán Euribe, se hizo más fuerte. Estuvieron presentes en la Misa de "la flaca" Antonieta como suelen llamarla. Ni los ahijados por los que hizo entrega de un  cariño noble se acordaron de esta madrina, pero los Morán Euribe, si. Seguiremos así hasta el final de nuestras vidas, queridos amigos. Mientras tanto el querido Carlos Morán llega a casa y nos hace disfrutar de sus grandes ocurrencias o utiliza su poderoso automóvil a hidrógeno. cuya fórmula el sólo lo sabe.

Fernando Barrenechea N.
Nuevos amigos a través del Facebook. Muchos con sus mensajes y gran aliento a nuestros comentarios. Les agradezco infinitamente. Presentes en la Misa: Fernando Barrenechea Neglia, locutor, poeta y lo mejor: amigo. De nobleza que admiro y agradezco. Hugo Donayre Manrique, buscador de recuerdos musicales y que tuvo su anécdota con nosotros en nuestros inicios en Radio Victoria y además culpable del reencuentro con Alfredo Aguirre Zapata y ya metido entre los dilectos socios de nuestra querencia. A todos ellos, mil gracias por demostrarnos que la verdadera amistad no está basada en intereses mezquinos. Los felicito y les digo sinceramente: ¡Gracias!

miércoles, 30 de abril de 2014

DON MANUEL MIGONE MAGGI Y SU PANADERIA "LA NACIONAL". ESQUINA DE DANTE Y LEONCIO PRADO. ¡RICO PAN!

Viene a nuestra memoria un personaje muy querido de nuestra niñez y juventud. Un caballero al que tuvimos el alto honor de volver a ver en una de nuestras visitas al barrio que nos vio nacer y justo en la panadería que le dio fama y es motivo de esta reseña. Se trata de Don Manuel Migone Maggi, a quien admiraba de niño por la voz que poseía. Gran tono, casi un cantor. Época de grandes colas para todo. Su negocio, la panadería "La Nacional", no se libraba de esto y estaba allí presente para poner orden. Tremenda voz.

Generalmente acontecía en horas de la mañana, cuando el desayuno nos esperaba y éramos los que, con nuestras bolsas en mano, esperábamos llegar a la caja y pedir nuestros treinta panes franceses. Aquel local todavía existe, pero ya no está Don Manuel. Tuvimos la suerte de verlo por última vez creo que a comienzos de este siglo. Se conservaba perfecto y le conversé de aquellos años. Con la misma voz y figura. Sin duda un reflejo de su sana existencia. Estaba alejado del negocio.

Por el apellido era sin duda alguna italiano y llegado de muy niño. "La Nacional" ya existía después del terremoto de 1940 y Don Manuel estaría por los 30 años de edad. Nos deslumbrábamos cuando el pan salía calentito del horno y depositado en canastas muy grandes y de allí a los depósitos para la venta. Ese sonido lo tengo en la memoria como si fuera ayer. Su aromático olor y que se nos hacía agua la boca. Existía la variedad más diversa de panes que se puedan imaginar.

Además del pan francés, que muchas veces era de "harina blanca", grande, con buena miga y bien cocido y sólo costaba 5 centavos o quizá menos, teníamos para escoger el "pan de punta", el "tolete", el "pinganillo" y el "chalaco", un pan grande y familiar. Por las tardes y retornando del colegio, nos comprábamos el famoso "chancay", ¡qué delicia! Y siempre al frente de su negocio, "Don Manuel". Un personaje inolvidable y querido. La "yapa" era una galleta o un caramelo.

También existían por esos tiempos los "panaderos" de a triciclo. Era una delicia oler el pan cuando abrían sus depósitos. No existía el palacio municipal de hoy en San Miguel, pero vivían en esa calle la Sra. Zoila y a dos cuadras el Sr. Zurita que repartían pan de "La Nacional". Además alfajores y otras delicias que los colegiales esperábamos. Por supuesto que en las esquinas del colegio se apostaban otros pasteleros y que vendían las famosas "trancas", "bombas", turrones y melcochas.

Hemos vuelto a revivir el pasado y evocando a Don Manuel Migone Maggi, el dueño de la panadería "La Nacional" que todavía existe en el Jr. Dante, haciendo esquina con Leoncio Prado, calle en la que llegamos al mundo un 25 de Setiembre de 1934. Me siento orgulloso de ser surquillano y en estas reseñas dejamos nuestras pequeñas historias como testimonio de haber nacido y desarrollado en un distrito de gente honesta y trabajadora como lo fueron nuestros ancestros. Gracias.

sábado, 22 de febrero de 2014

"ERNESTO MORALES Y SUS HERMANOS ROBERTO Y JULIO". ¡GRANDES FUTBOLISTAS DEL PERÚ Y DE SURQUILLO!

Ernesto Morales
Son parte de nuestra infancia. Era común ver a los Morales en todo espectáculo futbolístico en Surquillo. Los conocimos ya famosos. No  vi jugar a Roberto, el mayor, en el Estadio Nacional, pero había referentes que vistió la casaquilla de Alianza Lima. Sin embargo, ya hombre con muchos kilos y años encima, demostraba lo que fue en nuestros partidos de clubes del barrio. Me asombraba la potencia de su shot, era centro delantero y sabía ubicar muy bien el balón. A Julio, si tuve el gusto de verlo jugar al lado de Lolo, Gilberto Torres, Andrés Da Silva y Ormeño entre los más famosos. Siempre con las medias caídas, de baja estatura pero empeñoso y muy dinámico. Alguien lo hizo famoso como "chicha Morales". Este fue el verdadero dueño de ese apelativo y solíamos encontrarlo en el local del "Negro Mundo", Edmundo Quiñónez, amigo de los jóvenes y celoso vigilante de sus comportamientos.

Justo Linares Chumpitaz, periodista y amigo desde nuestra infancia, estuvo en su sepelio y evocó su inmensa figura. Hermano del gran futbolista Leopoldo Quiñónez y padre de Marcelo. En aquella esquina de Dante y San Agustín, sólo se les expendía gaseosas a los menores. Les decía: "Cuando tengas edad y sepas ganar tu dinero, yo mismo te recibiré con los brazos abiertos". Afirma Justo que el "Negro Mundo", recorría las cantinas y sacaba de las orejas a los muchachitos del barrio y con su sermón correspondiente. Ernesto supo del rigor de aquel señor. El más joven de los Morales y exalumno del "401", nuestro colegio "Primavera". En los desfiles del 28 de Julio, lucíamos la chompa verde y pantalón oscuro y así vimos desfilar en Fiestas Partrias con el zambo Zevallos, otro de Surquillo y que jugó a su lado en el "Chalaco".

Torres, Barbadillo, Valeriano, Drago y Morales.
Ernesto Morales campeonó en 1947 con el Atletico Chalaco y fue notable. Un jugador completo, por que sabía actuar tanto de puntero derecho o izquierdo, de centro delantero y hasta de interior izquierdo. Destacó más, sin embargo, al igual que Julio "chicha" Morales, como puntero zurdo. Tenía velocidad y buenos centros directos a la cabeza de Félix Mina. Al otro extremo jugaba "perejil" Luna, un pintoresco futbolista que vestía de verde. De allí la "chapa". Ernesto integró las selecciones peruanas para los Sudamericanos de Guayaquil en 1947 y Brasil, años después. Fue si mal no recuerdo, el último sudamericano de Lolo Fernández "El Cañonero".

También concurrió a los Panamericanos de Chile y México, cumpliendo muy buenas actuaciones y llamando la atención de muchos equipos aztecas. Antes de aceptar varias propuestas que obtuvo, jugó por el Deportivo Municipal con Loret de Mola, Tito Drago y otros famosos. También lo hizo por el Centro Iqueño, camiseta que luce en la foto. En 1958 concretó su viaje a México y al no lograr coronar con éxito sus objetivos, retornó ante una propuesta de Universitario de Deportes. No recibió su pase internacional y ante tremenda dificultad, optó por irse a los Estados Unidos y establecerse en otra actividad, sin dejar de jugar al fútbol.

¿Fueron notables los Morales y especialmente Ernesto? ¡Cláro que sí! Se jubiló en su trabajo y volvió al Perú. Falleció allá por el 2008 y lo sentimos mucho. El anciano Julio, el querido "Chicha" continuaba en la brega y sintiendo el peso de los años. Evocamos la reunión en casa de Justo Linares con Ernesto Morales y que conserva una grabación de la misma que es un tesoro. Completando esta reseña, nos sentimos orgullosos de haberlos recordado. Fueron parte de nuestra juventud  y jugamos con ellos en lo que es ahora el Parque Reducto de Miraflores. Siguen vivos con nosotros. ¡LOAS A ROBERTO, JULIO Y ERNESTO MORALES! Futbolistas que prestigiaron a Surquillo en el  Fútbol Peruano. Gracias.