sábado, 14 de junio de 2014

LA OPERACION DE CATARATAS. UN MILAGRO INIMAGINABLE. GRACIAS DR. LUIS CAMPANA BELLOTA DE "LA CLÍNICA ÑAHUI" DEL DR: CIRINEO QUISPE, "RICARDOPALMINO" COMO NOSOTROS.

Poso aquí con el Dr. Luis Campana Bellota, autor
de mi alegría al sentirme renovado visualmente y a
plenitud. ¡Muy buena gente!
Nunca dejamos de recaudar experiencias. Vienen tristes o alegres. Ruidosas y silenciosas. Visibles e imperceptibles. Estamos tratando de explicar lo que nos acaba de suceder. Hace ya buen tiempo teníamos problemas en la visión y que aceptábamos como naturales. Sabíamos cómo nuestro hermano César y el colega Juán Felipe Montoya habían experimentado esta operación y sin embargo ne le dábamos la importancia debida. Quizá ellos no supieron manifestarlo y destacar que es algo maravilloso. Hoy lo hacemos nosotros para beneficio de nuestros congéneres, porque nos parece obligatorio comentar nuestra reciente experiencia. Pongan mucha atención.

Mis amigos y familia saben que pasamos por una etapa difícil, nuestra reciente viudez, y que también nos pertenece a todos. Verse irse a nuestro amor de toda la vida nos afectó sobremanera. Entendamos qué es el amor. No se trata de la fiel y natural querencia a los padres y hermanos. Por amor se llega al suicidio y a los imposibles. ¿Notan la diferencia? En esta dura etapa nos sorprendió nuestra hija Zoila Gabriela y nos propuso visitar a un experto para descartar nuestras deficiencias visuales. Tuvo que ver mucho en esto mi apreciada Irma Castro Salas, hermana de mi nuera Mechita y que consiguió una primaria cita con el Dr. Luis Campana Bellota en la Clínicade Ojos ÑAHUI de la Av. Angamos 714 en Surquillo, nuestro querido barrio de la infancia.

Nos recibió el Dr. Campana y de frente al aparato detector. Se trataba de cataratas. La explicación del caso y el diagnóstico. Operación ineludible y al instante recetas para el examen y medidas de la vista. Todo al flash de un rayo. Corazón y riesgo quirúrgico y análisis de laboratorio. En la misma clínica y a un costo nada imposible de asumir. Se acercaba el Día del Padre y postergamos todo para después. Quedamos en que mi operación se efectuaría el 19 de Junio de 1914 y siete días después aquí me tienen relatando esta feliz experiencia. En 30 minutos y sin contar con la espera, muy breve, y todo el preámbulo que rodea a un hecho de tanta magnitud para con nuestra salud visual. Increíble ¿verdad?

Debo agradecer a Dios por favorecernos con amistades especiales. A raíz de nuestro duelo, recibimos un apoyo económico espontáneo de José Eduardo Cavero Dubois y que no lo hace por primera vez. Es su manera de demostrar su amistad y cariño al pasado que involucra a su padre, quien fuera el mejor broadcaster peruano de todos los tiempos desde Radio Victoria. Mis reseñas llegaron a su conocimiento y sucedió el milagro de volvernos a encontrar a través del Internet. Es así que empleé estos recursos en mi operación a la vista. Por medio de ESSALUD estaríamos en estos momentos esperando la Carta de Referencia y quizá nueve meses más en todos los trámites que se le exigen al enfermo y como si se tratara de un menesteroso.

El resultado es fantástico. Dejamos la sala de operaciones con un parche en el ojo y cita al día siguiente. Cumplimos y el Dr. Campana ya en su consultorio de esta afamada clínica, procedió a quitarnos la venda y... ¡Oh Milagro! Una claridad sorprendente y... recién tomábamos en cuenta la experiencia de mi hermano César Augusto. ¡Cuánto tiempo sufriendo! No poder leer libros y exponiéndonos a los peligrosos efectos de las pantallas de la computadora y del televisor. Nuevamente una visión de recién nacido. Lo cuento, porque le deseo a quien sufra de estos males de la vejez, una calidad de vida extraordinaria. Todo lo que se invierta en salud es bueno. Los resultados nos indican que fuimos por el camino correcto.

No estamos promocionando ni pagando algún favor de esta clínica de mi condiscípulo "ricardopalmino" Cirineo Quispe y a quien no tengo el gusto de conocer personalmente y de seguro hubiera ordenado un mayor descuento. Le doy mi calidad de amigo al Dr. Luis Campana Bellota por su trato y dones de humanidad para con sus pacientes. Todos los comentarios que captamos en la antesala le favorecen. Nosotros, ya dados de alta, volvemos a escribir y sentimos la satisfacción de ver claramente nuestro teclado y leer el artículo. No deje pasar el tiempo. Anímese, consulte precio y así como conseguimos dinero para algún festejo, y sin beneficio alguno, dése el gran gusto de volver a ver la naturaleza y todo lo que más le agrade de manera nítida y a verdadero color natural. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario