viernes, 7 de junio de 2013

MI ANTONIETA SE DESPIDIO DE SURQUILLO. ¿ES QUE CONOCÍA SU TRISTE VERDAD?

Antonieta en Surquillo
Son las 6 y 20 de la mañana de hoy 7 de Junio en la que evoco este pasaje que protagonizó mi amada esposa Antonieta. Aquel Mayo que nos dejó, eligió un día 5, luego de haber acudido a su quimioterapia, para visitar mi hogar paterno, aquel que nos abrió nuestro padre para acogernos y brindarnos techo en momentos aciagos de nuestra vida matrimonial. Los que nunca faltan. Año de 1967 en el que habíamos intentado poner una Academia de Acordeón en San Eugenio, Lince, y el propietario, ante una demora de pago y recurriendo a una zancadilla de abogados, nos conminó a dejar el local que, además, fue nuestra vivienda en la calle Los Mirtos. Comentan mis hermanos que fue un día inolvidable para ellos. Estuvo alegre, optimista y con Juanita disfrutaron de su último día en aquel lugar que le traía muchos recuerdos.

Zoilita y Juán Carlos "Pachín".
De Lince volvíamos a nuestro barrio querido y siempre animados de que algún día lo superaríamos todo. Antonieta supo adecuarse a las circunstancias y su aporte anímico fue fundamental para que saliéramos de aquella crisis. Se las ingenió para ayudar a su hogar y la evoco cosiendo camisas y pantalones para una fábrica. Aún recuerdo que mi tierna hija Zoilita, dueña de muchas travesuras, jugando con fósforos arrojó un cerillo prendido a la cesta en la que depositaba su labor y cuyo material era de tela inflamable. Se perdió toda la mercadería y gracias a Dios no ocurrió desgracia alguna. Mi cuñado Manuel, sufragó esos gastos y siempre lo recordaré como un buen gesto.

Juanita en el colegio
Por aquel tiempo llegó al mundo mi hijo Juán Carlos y recién nacido respiró los aires de mi San Diego querido. Juanita, mi ahijada, porque fuimos sus padrinos de bautizo y nuestra hija mayor, porque así la consideramos, fue su brazo derecho. Este esfuerzo de mi amor y yendo contra todos los inconvenientes, la convirtió en una madre ejemplar. Se dedicó al pequeño comercio de sus habilidades y preparando platillos para ofrecerlos a pedido. Su "papa a la huancaína" no tenía precio. Era todo un manjar. Mostraba su orgullo con su primer billete de 500 soles, obtenidos abnegadamente. ¡Cómo olvidarlo! Dejó de ser la ama de casa común y empezó a conocer los negocios. Una vez llegaron los padres de Juanita para llevársela, aduciendo comentarios increíbles y Juanita, ya en los 16 años, los dejó fríos por su voluntad de reconocernos como sus padres "legítimos". Un hecho inolvidable.

Antonieta observa a Juanita y
Mechita en San Diego.
Tampoco puedo dejar de recordar a Don Mauricio Carreño, un generoso amigo y con cuya familia supimos alternar. Maestro de construcción, nos brindo su sabiduría y gracias a él nos construimos nuestro nido matrimonial. Fui su "ayudante" y la verdad es que "estábamos en la calle". Por eso es que lo evoco en "El Surquillano". Supo del aprecio de mi esposa y siempre compartimos con él unas reuniones de amigos. Sus hijos Maruja, Yolanda, Olga y Mauricio están siempre presentes como, igualmente, Carlos Gamarra y familia. Don Mauricio y Yolanda, deben haberle dado la bienvenida en el cielo. La foto de la derecha nos la muestra feliz viendo a Juanita y su prima Mechita en nuestra vieja casa de Surquillo. Está mi cuñada Lidia con Angelito en brazos. Mi hermana María está detrás de "Gaby".

José Carlos en Radio Luz.
Nosotros ingresamos por esos años al mundo de la producción radiofónica y creamos unos programas que transmitíamos por Radio Luz, del padre Alcocer. Nació así "Canta Italia", "Virtuosos del Acordeón", Aires y Cantares de España" y "La Voz y la Melodía". Un grato convenio con el recordado sacerdote, nos permitía compartir la publicidad que, en cierto modo, era una colaboración de amigos de la colonia italiana. Allí estuvieron presentes Dorina, Tino Pagliarini y "Mimma", la mamá. El acordeón y la música hicieron el milagro de conocer a una familia muy querida por nosotros. No olvidamos a Gennaro Ferrigno que nos apoyó con sus auspicios.

"Antuca" con mi padre, Luis
Eduardo, César y Hernando,
mis hermanos.
Ingresar a laborar en 1970 a Canal 4 y adquirir nuestro acordeón electrónico e ingresar al mundo de "los chivos", cambió radicalmente nuestra vida y puede adquirir para ella y mis hijos, el hogar que hoy ha quedado vació por su ausencia física. Teníamos planeado celebrar nuestros 40 años el 20 de Julio de 2013 en la urbanización Santa Isabel de Carabayllo, la calle "Los Narcisos". Gracias a Micaela Gallardo, su amiga de la infancia, se le ofreció su Misa de los 7 días hace poco con la concurrencia de todos nuestros queridos vecinos. Mañana 8 se cumple el primer mes de su partida y nuestro corazón continúa afligido. Gracias querido Surquillo. Mi Antonieta se despidió de ti y te llevó en su alma. Gracias.

Nota.- Mañana sábado 8 de Junio de 2013 será su MISA del primer mes en la Iglesia de Santa Rosa en Lince. Se convirtió en su lugar de oraciones y allí se bautizaron mis nietos Alejandra y Joaquín. Concurríamos juntos a su templo cuando retornábamos a casa. Queda en Julio C. Tello, cuadra 5 y la hora será a las 5 de la tarde.


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias hijo. Seguimos juntos como siempre. Jamás se irá de nuestro lado. La llevo conmigo.

      Eliminar
  2. Estimado José Carlos.
    He leído con mucho interés la historia que hoy narras, y en verdad comprendo y quedo admirado de todas las dificultades que supiste superar , con la ayuda abnegada que supo ofrecerte desde un inicio tu amada Antonieta .

    Las vivencias que durante tantos años supieron compartir , para sacar adelante tu naciente hogar y luego con la llegada de los hijos , saber esquivar todos los problemas que surgen en una convivencia matrimonial .

    Eres un hombre de mucha fe , y ello permitió que tuvieras a familiares y amigos que te ofrecieron la ayuda oportuna para no quedar desanimado en el camino ... Tuviste una admirable esposa que te acompañó dejando de lado su misma carrera en el canto , para dedicarse integro a las tareas del hogar y principalmente a la formación de tus hijos .

    Como te dije en comentario anterior , las palabras resultan mínimas para expresarte la admiración y aprecio a ti y a tu familia ..
    Todos tus escritos quedan registrados en tus blogs, como testimonio de tu infinito amor ... a la que fué el amor de tu vida

    Desde el cielo ella te acompaña y bendice en cada actividad que realices .. Eres una persona que no sabes abrigar rencores en tu corazón y con tus buenas vibras , sembraste el cariño durante años y hoy cosechas el aprecio de todos los que te conocemos y en la misma forma , sabemos retribuirte en frases de alta estima y siempre te acompañaremos para que con los años vividos , seas un referente y consejero para las nuevas generaciones ..

    El amor de ustedes trasciende más allá de la vida física y me siento muy afortunado de saberte mi amigo ..La misa de mañana estoy seguro que contará con la asistencia de todos tus amigos personales y de quienes siguen tus publicaciones en el internet ...

    Recibe mi abrazo de mucho aprecio y mis oraciones para que Dios albergue el espiritu de una mujer y madre ejemplar , como lo fué tu amada Antonieta (Gaby Rossi ) como a veces la llamas para no olvidar el dia que se conocieron ..Abrazos y mi reiterada amistad incondicional ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando:
      Aprecio tu comentario y estaremos juntos en su MISA. Gracias.

      Eliminar