viernes, 23 de abril de 2010

JUSTO LINARES CHUMPITAZ. LAUREADO PERIODISTA DE SURQUILLO QUE LABORÓ EN "ÚLTIMA HORA" Y EN LA TELEVISIÓN PERUANA.

Justo Linares
Chumpitaz
Es el amigo y compañero escolar de la infancia. El niño sano que se divertía a la hora del recreo jugando a la "pega", a los trompos, "enñocando" las bolitas de cristal, pateando la pelota de trapo y haciendo malabares con el bolero y otros juegos que solíamos practicar. Nuestra linda primaria transcurrió en el colegio Nro. 4404 del "chato" Zegarra en la calle San Agustín de Surquillo y también en el 401, el famoso "colegio Primavera" que dirigiera Don Angel Fernández Dávila en Miraflores y apodado graciosamente como "El Carioco". Ambos locales, lo digo con pena, convertidos ahora en negocios y cafeterías.

En la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano", inaugurada por el Presidente Odría en 1950, empezamos con nuestras ilusiones y sueños en el mundo del arte y del periodismo. Fue el maestro Salustio Maldonado Robles, propulsor de las Actividades Educativas quien, con muy buena pupila, nos supo orientar a los alumnos de acuerdo a su innata vocación. Allí probó Justo Linares su primer contacto con la redacción y la entrevista y cimentarse paso a paso hasta lograr una carrera que le permitió salir de frente al trabajo. Dicha gran Unidad Escolar se convertiría luego en nuestro querido y emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma".

Siempre distinguido por su labor periodística.
Pasó el tiempo y mi reencuentro con Justo Linares fue en el diario "La Tribuna", cuando este periódico del APRA, el Partido del Pueblo, se ubicaba en la calle Amargura. En aquel local funcionaba un comedor popular y salíamos de nuestras labores de locutor en radio Excelsior para desayunar. En medio de esos buenos potajes nos enteramos que ya pertenecía al mundo periodístico. Charlábamos al paso y desde aquel tiempo nuestros vínculos se han mantenido siempre cálidos y estrechos, gracias al vínculo recordatorio de nuestro colegio.

Es el periodista de pluma auténtica y su trayectoria ha tenido resonancia en los más importantes diarios limeños. Lleva anidado en su corazón y celebra cada año el aniversario del que fuera el más popular periódico de su época: "Última Hora". En la televisión adquirió renombre en "90 Segundos" de Frecuencia Latina Canal 2 y también vivió angustiosos momentos en aquel siniestro atentado terrorista del que fue víctima esa empresa. Laboró en América Televisión Canal 4 y su jubilación lo sorprende como Director de Informaciones del Congreso de la República.

Prof. Salustio Maldonado Robles
Justo Linares Chumpitaz es un gran hijo que suele alimentarse con el recuerdo de su amada progenitora, Doña Dominguita. Un amigo leal que supo despedir a su última morada al "Negro Mundo", personaje emblemático de Surquillo, hermano de Leopoldo Quiñónez, crack de nuestro fútbol nacional y padre de Marcelo Quiñónez, el campeón de los cuadrilateros boxísticos del Perú y a nivel mundial. Sus palabras para dicha ocasión merecen un cuadro por la belleza de su expresión y están reproducidas en otra reseña. Es un inquieto de la amistad y la prodiga a manos llenas. Muy querido en el gremio periodístico nacional.

Tuvimos la grata satisfacción, a su sugerencia, de homenajear en vida al maestro y guía Don Salustio Maldonado Robles. Le hicimos entrega de un Diploma Recordatorio con nuestras firmas y contando con la presencia de Roberto Salinas, periodista deportivo y mutuo amigo. Hubo palabras alusivas dando relieve al acto y que causaron su emoción ante la presencia del Director del plantel y numerosos alumnos e invitados. Esta es parte de la buena imagen de JUSTO LINARES CHUMPITAZ, laureado periodista de Surquillo, nacido en Supe y mejor amigo. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario