martes, 20 de abril de 2010

SARA, MARTHA Y CARMEN: "HIJAS DEL PROFESOR JULIO ARBOLEDA PACHAS DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.

Profesor Julio
Arboleda P.
Hemos venido recordando a nuestro colegio secundario el "Ricardo Palma" y, gracias a la revista que nos dio la satisfacción de evocarlo, les reseñamos una linda experiencia de nuestra vida. Nos hemos dedicado al mundo radial y televisivo como locutor. Otra de nuestras facetas es la de músico. Es variada la actividad que tuvimos. Desde animar fiestas y bailes hasta el de fungir de profesor de música, gracias al aliento de nuestros amigos Domingo Rullo, el gra músico argentino ya fallecido  y Benito Sorrentino Carlá, extraordinario acordeonista que radica con toda su familia en Caracas, Venezuela y mantenemos con él un diario encuentro con los correos de Internet. Benito es hijo de mi maestro Don Nino Sorrentino. El Profesor Julio Arboleda Pachas, fue nuestro maestro en la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano" cuando esta se inauguró en 1950 en Surquillo.

Sara
Los años 68, además de realizar algunos programas musicales, entre ellos "El Show de los Acordeonistas" en "Radio Luz", nos dio ocasión de transmitir estas experiencias a quienes gustaban de este instrumento. Así llegamos a los hogares de aficionados que deseaban para sus hijos, un adorno artístico. Se nos abrió las puertas de la familia Arboleda en Lince y conocimos a Doña Susana Huamán,  una encantadora y laboriosa mamá que, en la soledad de su viudez, entregaba sus esfuerzos a cultivar a sus seis encantadores hijos. Así, aprovechábamos el máximo de horas libres para entregarnos a esta grata faena. La mayor de la casa era la jovencita Sara, muy responsable y con quien hemos vuelto a tener contacto telefónico después de tanto tiempo pasado. Había entusiasmo y talento en ella y hoy es toda una profesional.

Martha
Había que enseñar a tres en una hora de clases y dejábamos las tareas y ejercicios correspondientes hasta la clase siguiente. Lo notable de esta reseña es el descubrimiento que hicimos. Estas niñas inolvidables resultaron ser hijas de nuestro querido profesor JULIO ARBOLEDA PACHAS, el autor de la letra del Himno Palmista con la música de Juán Ávalos Torres. Ambos ganaron el Concurso Nacional de 1957 y la contribución del Banco Continental con 500 soles de esa época. Los dos de la cálida Chincha. El profesor Arboleda es siempre muy recordado por su afán de cultivar en nosotros la lectura y su buena comprensión. Cada aniversario del colegio, ahora "Ricardo Palma", es siempre evocado cada vez que se entona el himno. Aquí tienen a Martha, nuestra querida ex alumna y esperamos no haya olvidado las clases de acordeón. Una de sus hijas, Susan Denisse Caballero, ha tenido la gentileza de comentar en este blog y se lo agradezco.

Carmen
Es bueno recordar que el primer himno fue alusivo a "Tomás Marsano" y cuya letra perteneció a Julio Noriega Pazos y José Velásquez Quevedo, este último un extraordinario actor teatral. La música fue del  maestro italiano Pietro Bruno Rissi, quien me obsequiara en 1950, aquel método para adiestrar los dedos sin instrumento al no poseer piano propio. En 1957, fecha en la que adquirimos el primer acordeón, pese a nuestra edad avanzada para el aprendizaje, gracias a ese método logramos el añorado objetivo hasta dedicarnos a la enseñanza. Han pasado muchos años y quien sabe si las hijas del Profesor Julio Arboleda han transmitido sus experiencias a sus nietos. Aquí está nuestra engreída, la menor del trío y que, a nuestro parecer, tenía una mayor vocación al instrumento musical. Es Carmen y reside en Venezuela con su linda familia y desde allí nos comenta su alegría de leernos.

Julio, Zulema y Antonieta.
Desde este rincón solitario de nuestras reseñas, un cariñoso saludo a Julio, Zulema y Antonieta Arboleda, a los que siempre evoco con nostalgia. A la abnegada señora Susana Huamán, hoy ya abuela con nietos encantadores y que supo ser madre y padre ante la ausencia de nuestro querido profesor Julio Arboleda Pachas, un fuerte abrazo. En una reunión de exalumnos del "Ricardo Palma", nos perdimos la oportunidad de un reencuentro debido a nuestra tardanza en llegar. La verdad es que lo lamentamos mucho y justo nuestro interés en concurrir a aquella cita, consistía en volverlos a ver. Las bendiciones de Dios y ojalá esto suceda en cualquier momento. Gracias.

4 comentarios:

  1. Profesor: Que alegría tener noticias después de tanto tiempo. Gracias por esa emotiva reseña. En la familia Arboleda se le recuerda con mucho cariño. Aún conservo los libros de música con las anotaciones de su puño y letra en las tareas de solfeo. Mi acordeón es mi confidente, es alegría, energia, nostalgia "Toda una Terapia". Saludos afectuosos desde: Caracas - Venezuela . CARMEN ARBOLEDA

    ResponderEliminar
  2. Carmen:
    En Caracas tengo buenos amigos como Benito Sorrentino, músico y profesor como yo. Allì radica Rafael Quiroga, un productor venezolano que lee mis blogs y me envía saludos por Radio Sintonía. Ahora, se completa mi felicidad al tener este comentario tuyo, una de mis añoradas alumnas. Ya conversé con Sara, Zulema y tu mamá. Lástima que no pude verlas, con Martha, en el Colegio "Ricardo Palma" donde se le recuerda mucho a Julio Arboleda Pachas, tu padre. Cariños a los tuyos y si lo deseas envíame fotos a mi correo, para conocer a tu familia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué gusto haber leído este post. Soy hija mayor de Martha y fue lindo leer de mis tías ..mi mami y mi abuela. no conocí a mi abuelo pero igual los nietos nos sentimos orgullosos de que haya sido una persona con un compromiso grande por la educación.. muchas gracias por su comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susan Denisse Caballero. Martha, después de Sara. Muy tranquila y con mucho parecido en genio y figura a tu abuelita. Las hermanitas Arboleda marcaron mi vida. Me sentí un gran profesor con tres buenas alumnas. Hermos perdido contacto con ellas. Ya habrá oportunidad de comunicarnos la vida. Todo mi cariño para ti.
      "El Profesor".

      Eliminar