viernes, 18 de marzo de 2011

REENCUENTRO COLEGIAL POR EL DÍA DEL PADRE. "PROMO 54" DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA".

Marcándose ya 30 minutos más de la medianoche y como un anticipo al Día del Padre, les comento que recién llegado me sumerjo en este medio para decirles a todos los que ejercen la paternidad ¡Feliz Día!. Exáctamente a las 3 p.m., nos reencontramos Pedro Ramírez Zavala, Antonio Chávarri Chavarría, Julio Ardiles Osorio y mi hermano César Augusto en el lugar indicado: nuestro colegio de primaria "el 401", el Primavera en la Av. Angamos de Miraflores.

La que fuera su fachada está ocupada por otros negocios y el ingreso es ahora por General Suárez. Nos dirigimos una corta cuadra más allá, donde antes existía una pulpería china y hoy es un restaurante y, con todo nuestro entusiasmo celebramos esta ansiada oportunidad de volver a vernos. Hubo muchas fotos de Chávarri y de Ramírez. Vernos chiquillos y vistiendo el "texoro" aquel con la insignia del "Tomás Marsano", fue nostálgico pero también, una felicidad.

Fueron 3 horas que calentamos los asientos y removiendo nuestros recuerdos al lado de quienes nos dieron la instrucción anhelada. Los maestros de nuestra primaria y los capos de la Gran Unidad Escolar. Pedro y Antonio, fueron integrantes de la posta 4 x 100 y que resultara campeona en la Competencia de Atletismo de 1950 a nivel de unidades escolares. Pedro, por su parte, campeonó en 1960 en la Maratón de "Ultima Hora" y representando a este diario. Todo un éxito.

Al margen de estos dos atletas juveniles, Julio Ardiles se graduó de excelente odontólogo y continúa en su profesión en su consultorio de San Antonio. Los Serván, no pudimos con nuestro genio y ambos, incluyendo a Angel, nuestro hermano mayor, ya en el cielo, optamos por el micrófono. Yo les comenté que me integré a la música y esta fue mi otra faceta profesional. Todos cumplimos nuestros anhelos. Chávarri en la Sauthern y Ramírez en una célebre Notaría Limeña.

Puso la nota decorativa la hijita menor de Pedrito, una agradable señorita que nos acompañó y comprobó que "los cuentos de su papá" fueron realidad. Concluímos esta surquillana cita en Dante, en una acogedora chicharronería y haciendo un salud simbólico por nuestra fecha. Elevamos votos para que se repita a la brevedad posible y esperamos se integren otros compañeros, a los que tendremos que incentivar para que, cada vez, seamos más los de la "Promo 54".

Para despedir esta reseña, una evocación a mi padre Don Angel Serván Chuquivala, glorioso fundador de la Benemérita Guardia Civil del Perú, a la que entregó sus servicios con el Honor de su Divisa. Llegó a ser Comisario en Lima y diversos departamentos de nuestra Patria y nos dejó el legado de su ejemplo policial y su cariño inolvidable de Padre. ¡FELIZ DIA A TODOS LOS PAPAS DEL PERU!. Nos espera un día de gran importancia familiar. Que así sea. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario