viernes, 18 de marzo de 2011

DR. FRANCISCO ESCUDERO. MÉDICO Y PROFESOR DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.


Francisco Escudero

Hoy, mientras desayunaba, recordé una de las tantas anécdotas que nos sucedió, cuando estudiantes, inaugurábamos la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano" en 1950 y gobernaba el Perú el General Manuel Andrés Odría y su Junta Militar de Gobierno. Son ya 60 años, desde que nuestro país se benefició con estas verdaderas obras para la educación y que, a pesar del tiempo transcurrido, se mantienen incólumes y son nuestro orgullo. Como todos lo saben, hoy es el Emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo y pertenecemos a la promoción 54.

La plana de profesores de ese Primer Año, fue estupenda. Siempre evocaré a Miguel del Rosario, brillante educador y docto en el hablar. Oirlo, era todo un embeleso. Otro profesor que nos acariciaba el espíritu fue José Velásquez Quevedo, actor teatral que nos regalaba hasta ejercicios de impostación vocal. Con sus hermanos Carlos, Tulio y Mario, formaron el "Grupo Histrión", institución teatral y cuna de famosos artistas que han dado prestigio al Perú. Salustio Maldonado Robles que, en su taller de Actividades Educativas, logró sembrar el bichito de la profesión en muchos de nosotros.

Cito a Justo Linares Chumpitaz, que destacó en el Periodismo y en la televisión. Quien hace estas reseñas, en la locución y en la Música. Sería largo enumerar a muchos más y brillantes. Permítanme ahora, reseñar una singular anécdota con el Comandante E. P. Doctor Francisco Escudero, profesor de Anatomía, siempre vinculado a los términos científicos y muy exigente y correcto. Era de buena estampa y hacía honor al uniforme. Muy hábil e ingenioso, sabía salir del tedio y nos hacía preguntas de conocimiento general. Lanzó una al aire: ¿Cuál es el nombre con el que se le conoce, en cualquier idioma, al perro?.

Y empezaron las respuestas. Del Pino, siempre amante de contestar dijo: "Hot Dog". ¡Negativo, siéntese! Otro, haciéndose el gracioso adujo ¡Cuatro patas! Con sólo mirarlo lo volvió al asiento. Por allí otro mencionó a "¡Rintintín!". ¡Qué desgracia! Su semblante iba cambiando de color pero, sin perder el control y de carpeta en carpeta, continuaba esperando. Levantando algo la voz, recriminó: ¿No saben algo tan elemental? Seguía escuchando necias respuestas como "salchicha", "dog", "pastor alemán" y otras más que salían de labios de los "adivinos".

Escudero estaba tan serio e indignado que todos enmudecimos. Cuando se dirigió hacia mí y de pie ante su gran tamaño, sólo atiné a decirle ¡guau guau"! La verdad es que se sorprendió y no pudo aguantar la risa. Rió  y con él, todo el salón. No he podido jamás olvidar su grata expresión y rostro. La respuesta era¨"cannípedo" o el nombre cinetífico. ¡Cómo no sentirme orgulloso de haber sido alumno del Dr. Francisco Escudero y todo aquel plantel docente de nuestro Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Verdaderamente, ¡emblemático!

Sirva esta reseña para solidarizarme con todas las promociones que reclaman tal designación a nuestro querido Colegio. Tanto en el Perú como en el extranjero, hay ex alumnos que han obtenido renombre en la ciencia, la educación y en el deporte. En la carrera militar, en el arte y el periodismo. Es la lucha de las promociones 58 y 63, por no citar a todas las 60 promociones egresadas y que se han embanderado con los colores del "Ricardo Palma". En nuestra calidad de promoción 54, la primera, mi reclamo para que se reconozca nuestra categoría de "COLEGIO EMBLEMÁTICO". Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario