domingo, 20 de marzo de 2011

MARUJA CARREÑO Y CARLOS GAMARRA. AMIGOS DE TODA LA VIDA.

Mis saludos amigos
Retornar a los años de la infancia, de la juventud, a las épocas de los amigos, las fiestas, el club del barrio es una bendición de Dios. Se nos abre el cofre donde los recuerdos son de oro y cual filigranas artísticamente bien confeccionadas, les quitamos el polvo y volvemos a vivir. Es San Diego, la calle donde crecimos y en cuyas pistas quedaron marcadas para siempre nuestras huellas. En cada casa de la 5ta., 6ta. y 7ma. cuadra, hay un poco de nosotros y que renace cuando evocamos a Maruja y Carlos, dos inolvidables amigos.

Una anécdota que se filtra de inmediato es aquella que nos hizo extrañar a Carlos Gamarra Rojas. El hombre debía cumplir misiones en el Cusco y dejaba el barrio con melancolía. Quedaban Maruja y sus hijos, tiernos y nobles como sus padres. Se sentía un tremendo vacío. El imberbe que recuerda este pasaje vivido, tenía otro amigo que lo doblaba en edad: "el Tata". Don Mauricio Carreño, como los perfumes finos, de pequeño envase pero con un contenido de virtudes, de las más diversas y todas ejemplares. Un maestro de la vida. Mi personaje imborrable.

Quedó viudo muy temprano y el fue padre y madre para Maruja, Yolanda y Mauricio. Excelente maestro de obras, casi un artista en un mundo de encofrados y edificaciones. ¡Cuántas citas tuvimos! Nuestra confidente se llamaba "Chela". Muy coqueta se posaba en nuestros vasos y nos movía el espíritu. Me parece ver al "tata" sonriente, plácido y conversador tratándome como a un hijo, como queriendo conquistar a un yerno. Es que nos teníamos mucha ley y respeto. Jamás dejé de llamarlo hasta que se fue a conversar con Dios.

Ya dominábamos nuestro acordeón y en aquella casita de la cuadra 7 de San Diego, estábamos presentes con el "tata" para llevarle música a Maruja. ¡Qué hogar más acogedor! Y recuerdo a Manuel Carreño, creo que el sobrino, muy buena gente como el tío. Cada fin de semana, luego de cumplir nuestros primeros pasos en la radio, retornábamos a nuestro San Diego. Siempre había un "Lejano Amor" en las voces de "!Los Embajadores Criollos", de Marujita para el ausente Carlitos, el de los gruesos bigotes. Los clásicos saludos que servían para reavivar nuestra gran amistad.

El tiempo pasó raudo y en esas vivencias de barrio llegó la noticia. El retorno de Carlos. Viaje largo desde la ciudad de los Incas y sus caminos sólo violados por los "chasquis". ¡Estaba Carlos en Surquillo! El "tata", Lucho Gamarra, Yolanda y alguien más nos sugirió ¡Serenata! El grupo se cuadró a las 12. Medianoche. ¡Qué impertinencia! Le dimos el saludo y un par de canciones y no interrumpimos más aquel idilio de dos seres que jamás dejaron de acordarse que habían nacido el uno para el otro. Nos fuimos con la musica a otra parte. ¡Gratos recuerdos!.

Nada podrá borrar mi amistad con esta familia. Las celebraciones de cada cumpleaños. Los carnavales. Se quedaron en nuestro corazón y este cerebro todavía activo, los extrae con serpentinas y chisguetes. ¡Qué maravilla! Y el tiempo pasó. Hubo un reencuentro en la Iglesia de San Vicente. Recordábamos a Yolanda que había ido en busca del "Tata" y de su Lucho. No alcanzaron nuestros brazos para los Gamarra-Carreño. Siempre hay un teléfono y un tiempo suficiente, Dios mediante, para otro reencuentro. ¡Saludos! Gracias.

"GRÉGOR DÍAZ". ACTOR Y ESCRITOR AL QUE LA VIDA LO HIZO DRAMATURGO.

Grégor Díaz y su
elenco teatral.
 Me llamó la atención oír en un programa del Cable, la mención de Grégor Díaz como autor de una serie de obras literarias y llevadas a escena en el Teatro peruano. Resulta que este personaje nacido en Celendín y que lo trajeron a Lima a los dos años de edad, fue compañero mío en el Colegio Fiscal "401", de nuestra primaria e inolvidable etapa escolar, cuyo local estaba en la avenida Primavera de Miraflores. Allí, todos los chiquillos de Surquillo aprendimos, desde un inicio, lo elemental de nuestra instrucción.

Era otra la enseñanza. Con profesores de vocación y entregados a la sagrada obligación de preparar buenos contingentes humanos para la Patria. El niño Gregorio de Celendín, se crió en mi querido barrio de Surquillo, en aquellos tiempos, todavía no considerado distrito. La misma época de Reynaldo Naranjo el poeta y, algo mayor que nosotros, José Chiarella, buen futbolista y luego entrenador. Mauro Mina y Roberto Dávila, este último al que me atreví a retar en "chócala para la salida" y que sería Campeón Nacional de los "Pesados".

Aquel palomilloso Gregorio que creció en el ambiente surquillano y fuera huérfano de padre, me parecía un niño soñador y bebía de aquellas costumbres y tratos populares. Era sano y muy sacrificado porque ayudaba a su madre, como muchos de los compañeros estudiantes. La hora del recreo nos unía y servía para alimentar a "La Abeja", el mural que exponía las poesías de Naranjo, Díaz, Serván y otros con la innata vocación de escribir. Quién diría que, terminada esta hermosa relación primaria, nos volveríamos a juntar en 1954.

"Grégor Díaz" en 
excelente dibujo.
En efecto fue en radio "Victoria". Ya no era Gregorio. Ahora se hacía llamar "Crégor Díaz". Estábamos algo cambiados por el desarrollo físico y en un desayuno en el que terciaba Juán Felipe Montoya, me enteré de sus verdaderas intenciones. Tuvo que bregar mucho para abrirse camino. Nosotros ya fungíamos de locutor. Un mal día no volví a saber más de él y con los años sabía de sus incursiones en el Teatro Peruano. La misma época de Ernesto Ráez, Alfredo Bouroncle, Figueroa y otros que que lograron triunfar.

Nació el 21 de Abril de 1933 y sin nuestro permiso, como lo diría Ernesto Ráez,  partió al más allá en 2001. Se convirtió en dramaturgo y es así como se le recuerda. No logró consagrarse como actor y perdió tiempo precioso en la televisión. Cuando descubrió su talento de escribir, de narrar hechos de la vida que le tocó observar, no desperdició un sólo instante y, sin haber sido bueno con la gramática, lleno de coraje y voluntad, nos regaló con muchas obras que hoy la juventud teatral sabe reconocer como excelentes.

"GRÉGOR DÍAZ", hizo el primer intento con "Los del 4" y el recordado Reynaldo DÄmore lo llevó a la escena con resonante triunfo. Vendrían "La Huelga", dirigida por Ráez, "Sin Ton ni Son", "El Círculo de Barro", "Cercados y Cercadores", "Harina Mundo" y otras interesantes producciones que pueden hallar en Internet. Un Dramaturgo en toda la extensión de la palabra. Lamento haberlo perdido. Para nosotros, un ejemplo de "querer es poder". Seguimos sus pasos, no a su altura, y es nuestro orgullo como amigos de toda la vida. Gracias.

viernes, 18 de marzo de 2011

"LA CASONA EN LA QUE NACIÓ RICARDO PALMA". PLAN RECUPERACIÓN.


Don Ricardo Palma.
Es nuestra obligación felicitar y alentar todo esfuerzo que signifique recuperar símbolos de nuestra identidad. Esta vez debemos felicitar a la vibrante promoción 58 que, con su caudillo Hernán Caycho, se empeñan en el esfuerzo de reivindicar un monumento histórico en pleno centro limeño y, al parecer, olvidado por quienes tienen la obligación de preservarlo. La iniciativa es de este esforzado compañero y, como de costumbre, acompañado por César Carmelino Herrera, una dupla de oro que deja chicos a "Batman y Robin". No poseen el "batiautomóvil" de los héroes de la ficción pero llegan a las metas que se fijan. Esta vez es la recuperación de la casona en la que nació Ricardo Palma. ¡Y lo lograrán!

Ya visitaron a la regidora de Asuntos Culturales de la Municipalidad de Miraflores, un gran primer paso para llegar al Patronato "Ricardo Palma", ente principal y representativo de la obra tradicionista del que llevamos su nombre. Según lo deja entrever, la mencionada regidora tiene una buena relación con el Ministro de Cultura Dr. Juán Ossio, a quien, desde estas líneas, comprometemos a  que tome interés en recuperar la Casona en la que nació el insigne hombre de letras y hoy convertida en una feria comercial.

Casa Museo Ricardo Palma.
Hernán Caycho y cámara fotográfica en manos, había captado tomas del estado en que se halla dicha casa. Un letrero chabacano cubre todos los bronces de homenaje que en el transcurso de los años obsequiaron diversos concejos ediles. Por ejemplo, aquella placa que data de 1920 como un tributo de la Ciudad de Lima y la otra de 1983, cuando fue alcalde Eduardo Orrego y se celebró el Sesquicentenario de su nacimiento, un 7 de Febrero de 1833. Una verguenza y nuestra exigencia para que no se siga permitiendo.

Aprovechamos en saludar con este nuevo blog, a la Alcaldesa de Lima Sra. Susana Villarán, deseándole los parabienes a su gestión. Que nos tenga en cuenta. Somos la voz espontánea de quienes nos formamos en el emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Ya se han iniciado los trabajos que remodelen la antígua fachada y todas sus estructuras. Como lo merece una verdadera entidad educacional. Por lo tanto, es imprescindible que nuestra Alcaldesa, defienda ese patrimonio histórico de la calle Ayacucho 358.

Hoy se lo pedimos querida Alcaldesa Susana. La regidora de Miraflores, ha solicitado un tiempo prudencial para iniciar sus gestiones y creemos que Ud. es la voz. De pronto, con esa gracia encantadora como canta la polca "El Electricista", nos da la sorpresa y le ponemos nueva luz a la Casona de Ricardo Palma. Es sólo cuestión de emitir un edicto municipal y tiene todo el apoyo de nuestras promociones y las que vendrán y se forman actualmente. El tiempo no espera y ya somos veteranos para pensar demasiado.

El autor de las Tradiciones.
Reitero mis felicitaciones a Hernán Caycho y la promoción 58 del "Ricardo Palma". Son el ejemplo perenne y a las nuevas generaciones, los que están mas a tono con la cibernética, hágan sentir sus voces.  Son el futuro de la Patria y no esperen a que los grandes lo hagan todo. Una iniciativa que seguiré aplaudiendo y apoyando mientras estos dedos puedan seguir escribiendo. Nos despedimos con mucho optimismo y agradecidos a los que nos apoyen en esta gestión de recuperar plenamente la Casona en la que nació Ricardo Palma. Gracias.



SE DESPIDIÓ PEDRO RAMÍREZ ZAVALA. RADICARÁ EN BUENOS AIRES, ARGENTINA.


"El Atleta"
Ayer, viernes 4 de Marzo de 2011, recibimos la llamada de Pedro. El inolvidable "chita". El de las travesuras de la infancia y, caso anecdótico, en el último año de nuestra Primaria en "el 401", su desaparición. Muy precoz y una demostración antelada de la que sería su prolífica paternidad con un record de más de 20 descendientes. En aquella ocasión, 1949, causó conmoción en el colegio y movilizó a policías y diarios. Sintetizando. El "niño perdido" había fugado del hogar flechado por Eros y, gracias a Dios, fue recuperado.

Tiempo que no dialogábamos a través del hilo telefónico y esta vez, con su voz brillante pero algo anormal, nos decía que era para despedirse. Hace muchos años su esposa y varios de sus hijos, residen en Argentina. Han logrado posicionarse y creen conveniente que el padre y otros hermanos menores, se unan a la familia. La voz de Pedro, estaba afectada. Indudablemente que alejarse de la Patria, conlleva muchas y serias interrogantes. Nuestros años pesan y son para reflexionar. Esa es la disyuntiva que afronta.

Este palmino de nuestra promoción 54, realmente nos sorprendió. Es de los pocos con los que mantengo una relación sincera y con el que participamos en alguna celebraciones aniversario del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Nos reencontramos el año pasado con Chávarri, Ardiles, mi hermano César y él, que vino acompañado por una de sus hijas. La cita fue en la entrada del famoso "401" de la Av. Primavera. En la misma esquina con General Suárez, un restaurante nos acogió al grupo y almorzamos.

Pedro Ramírez Zavala, fue campeón de maratón. Lo hemos reseñado anteriormente y publicado aquella foto de su sensacional triunfo. Nuestro vínculo, el permanente que jamás dejó de citarse, los años de escolares en la primaria y secundaria. Ser fundadores de la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano" en 1950 y egresados en 1954. El cambio de nombre a "Ricardo Palma", fue debido a una Resolución Ministerial de 1957 que en sus fines, exigía para los colegios nacionales el de personajes históricos o ligados a la cultura nacional.

Debido a este cambio de nombre y en una de las celebraciones del aniversario del colegio, Pedro, que había conservado su uniforme e insignias desde que dejó las aulas, concurrió con su auténtico uniforme comando y demás complementos de la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano". Fue algo singular y una sorpresa para las diversas promociones de ex alumnos. Lo curioso y trascendente fue que ni el propio Pedro Ramírez Zavala, había reparado en las originales siglas que identificaban su insignia. Realmente anecdótico.

Este caballero de la amistad parte rumbo a Buenos Aires en donde radica gran parte de su numerosa familia. Está la esposa e hijos mayores y fue una decisión muy bien pensada. La unión hogareña y los años de ambos padres, obligaban a los hijos a realizar un esfuerzo que los una nuevamente por el resto de sus vidas. Había melancolía en la voz de Pedro. Dejar su país, sus lugares en los que creció y desarrolló hasta ser un excelente ciudadano y buen profesional, son motivo para que la nostalgia se adelante y lo afecte.

Le deseamos lo mejor. Hay el compromiso de la llamada telefónica y la obligación que tiene por delante de integrarse al mundo de la cibernética. Tiene el entusiasmo prendido y ojalá pronto volvamos a mantener esa amistad de escolares y grandes compañeros de aventuras. Como ya es clásico, no te decimos adiós. Hasta pronto Pedro Ramírez Zavala. Dios te acompaña y aquí esperaremos tu correo con ansiedad. Mis saludos al "che Carlitos" en la Chacarita y no dejes de comunicarte con tu "promo 54". ¡Feliz Viaje! Gracias.

"4 de Marzo 2011". TRES AÑOS DESPUÉS DE MI OPERACIÓN AL COLON.

¡Gracias Hospital Sabogal!
Debí haber escrito esta nota ayer. La alegría de llevar a mis nietos al "colegio" (un nido), nos distrajo todo el día y el retorno a nuestro hogar, nos halló extenuados pero felices. Es que un 3 de Marzo de 2008, ingresamos por emergencia al Hospital Sabogal del Callao. Desde Enero de aquel año, gracias a mis queridos hijos y esposa, habíamos cumplido, de manera particular, las indicaciones del Dr. Claudio Zegarra Ames, amigo y vecino, y del Dr. Martín Mondragón, que nos ayudó en todas las gestiones para mi internamiento.

No puedo olvidar, luego de revisar todas las ecografías, tomografías y pruebas de laboratorio, la manera cómo nos sentenció Martín. "Tienes un tumor en el colon y hay que extirparlo ¡yá!". Soy un viejo asegurado que cotiza desde la década de 1950. Enfrentábamos por primera vez esta experiencia. Nuestra respuesta, tratándose de la salud, fue que sí. El 3 de Marzo, a las 8 a.m., luego de angustiosas gestiones y siempre ayudado por el Dr. Mondragón, ya éramos pacientes y teníamos operación de emergencia al día siguiente.

"El Redentor"
Había que estabilizar nuestra hemoglobina y gracias a los familiares y amigos donantes fue superada. Enemas y otras atenciones durante la noche, completaban el cuadro. Hora de la operación, las 11 de la mañana del 4 de Marzo 2008. Imagínense. Angustias de la familia y las propias del enfermo. Alientos y esperanzas. Rezos y ofrecimientos. Antes de enrumbar hacia el quirófano, los rostros de mi novia eterna y de mis hijos. Me hice el valiente y los besé. Luego, a cruzar los pasillos y a esperar la voluntad del Señor. Fue un "largo" viaje.

Ya en el lugar, previas mis invocaciones a todos mis muertos, los preparativos. Asistentes y rostros cubiertos. Algo así como para que no los identifique. Todas damas. Muy alegres, las chicas indagaban el por qué de mi palidez. No sabían de mi anemia. Les contesté, a modo de contentarlas: "Y... ¡el miedo!". Todas rieron. Una voz, la del Dr. Martín Colca Cahuana, indagaba a toda voz por la Tomografía. La tenía mi esposa. Llamada por parlantes y llegó. Se acrecentó la angustia y no recuerdo cuándo me dormí. Desperté y aquí estoy.

Mis nietos y "novia"
Lo cierto es que hoy celebro TRES AÑOS DE SUPERVIVENCIA. Han contribuído a mi restablecimiento la Dra, Patricia Pimentel Álvarez, destacada oncóloga del "Sabogal", a quien considero mi amiga y verdadera profesional que alienta a sus pacientes. A mi hogar. Una gran esposa y mejores hijos. A mi familia y amigos. Las oraciones de todos y que no merezco. A las Almas de mis muertos y a DIOS TODOPODEROSO. A Jesús y su Madre Santísima.  A los buenos empleados del Hospital Sabogal del Callao y a ESSALUD.

Finalmente, tengo el aliento de escribir en este medio cibernético. Gran terapia e importante para olvidarme de mi mal, sin descuidarlo y que surgió gracias al obsequio de su computadora por parte de Zoila Gabriela, mi hija. Otro motivo que me anima a vivir, son mis nietos, los mellizos Alejandra y Joaquín y "regalo" de Mercedes Castro y Juán Carlos Serván Bernales, mis otros hijos. Ir a verlos durante la semana y estar a su lado, me reconforta en grande. Acompáñenme y brindemos por este TERCER AÑO. ¡SALUD! Gracias.

HERNÁN CAYCHO Y "LA PROMOCIÓN 58" RICARDO PÄLMA, RUMBO A "LAS BODAS DE ESMERALDA". ¡SON RICOS! .

Hernán Caycho Ch.
Hernán Caycho Chumpitaz, el diligente compañero de estudios de la promoción 58 de nuestro emblemático colegio, está en plena etapa de promocionar los 55 años de haber dejado las aulas. Se refiere nada menos que a las "Bodas de Esmeralda". Es un señor que vive el partido como nadie. Un ejemplo de entrega a sus recuerdos y voluntad manifiesta a prueba de todo. ¡Felicitaciones amigo! ¿Por qué no naciste antes y hubieras egresado con nosotros para poner en todo lo alto a mi "promo 54"?. ¡Te admiro!

No puedo negar que te acompañan muy buenos amigos y los nombro porque los conozco. César Carmelino Herrera, mi colega locutor que llegó sin voz para nuestra día celebratorio y el inefable Alfredo Filomeno Jarrín. ¡Claro que me da gusto recibir correos de Guillermo Norabuena y otros que escapan a mi memoria! Por eso es que pondero a esta querida promoción, orgullo y ejemplo de trabajo y hermandad. Si hubieran estudiado con nosotros, el 2010 habríamos celebrado nuestras "Bodas de Diamante". 

Hoy, Hernán grita a todos los vientos que su promoción es rica. Tantas gemas acumuladas desde las "Bodas de Plata", considerando el precio de cada joya: perla, coral, rubí, zafiro, oro y pronto "esmeralda", sin duda alguna la convierten en la millonaria de las promociones del "Ricardo Palma". No falta nada para el 2013, así que vayan preparando terno y corbata, vestido nuevo para las esposas y la cuota que respalde el valor de tan trascendental fecha. Con Fe en Dios, estaremos para comentar el acontecimiento. ¡Así será!

Por otro lado, anuncia una Segunda Edición de su "Crónica de una Promoción Escolar". Y vale la pena. Es un libro con toda su historia. Muy bien narrada y nutrida de fotografías. La he releído tantas veces y tantas veces como sean posibles, agradeceré a César Carmelino nos la trajera a casa. Esa voluntad de llegar a Carabayllo, es una prueba de que nada es imposible cuando se quiere. Nos hizo ese honor y desde allí, cada vez que ingreso a este sitio, me obligo a recordarlo. ¡Buena gente, Carmelino!.

Gracias a ellos e intentando colaborar con estos modestos escritos a resaltar a nuestro querido Colegio, di cabida a mis comentarios en mi blog "El Surquillano". Quedan en él, una huellas del paso del emblemático por sus páginas. Ahora en este nuevo blog "El Ricardo Palma", tenemos la posibilidad de comentar todo lo bueno y que quiero extender a las demás promociones, fomentando la unión de quienes antes, hoy y después, deben concretar en la Gran Asociación de Ex Alumnos del Colegio Nacional "Ricardo Palma".

Aprovecho en resaltar a la promoción 63 de Carlos Larriviere. ¡Muy buena con su decimista Roberto Arriola Badaracco! Hay mucho que escribir y para eso estamos. Concluyo con "las estrellas de la 58". Y como dice Caycho, repetiré "Gracias a la Vida... que me ha dado tanto", el tema de Violeta Parra que tantas veces hemos anunciado en nuestras épocas de locutor. "Gracias a la Promoción 58, que me incentivó a seguir en estos intentos de aprendiz de escritor". Por nuestro querido Colegio, nuevamente ¡Gracias!.

ANDRÉS ROBERTO ARRIOLA BADARACCO. HACE VERSOS Y ESCRIBE. "PROMO 63" DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.

Andrés Roberto
Arriola Badaracco
Es una satisfacción enorme el encontrar, en estos contínuos enlaces con las diversas promociones de estudios, apellidos que nos remontan a la primaria, a la niñez. Este es el caso de Andrés Roberto, de la 63, destacado elemento por sus habilidades de escribir, hacer poesías y regalarnos con décimas que sabemos apreciar. Egresado de San Marcos, casado, es hermano menor de Augusto Angel Arriola Badaracco, promoción de primaria y al que siempre evocamos los que todavía estamos en este querido mundo. El palomilloso Augusto.

Con Andrés Roberto, tuvimos ocasión de cruzar unas palabras hace ya muchos años. Un aniversario del Colegio y al que concurríamos luego de haber dejado las aulas casi toda una vida. Fue increíble, en aquel entonces, reencontrarnos nada menos que con nuestro primer Director, Don Víctor Rabanal Cárdenas y el Subdirector Don Víctor Vera Cubas. Lamentamos en esa oportunidad, la ausencia del viejo Filomeno. Aquel trío fue base fundamental para que la Unidad Escolar "Tomás Marsano", alzara vuelo sin tropiezos.

Quiero recordarles que hicimos uso de la palabra a nombre de la primera promoción, la del 54, aquella de Chávarri, Ardiles, Nakamatsu, Los Hnos. Montoya, Lonzoy, Navarro. Liceras, Corbella, Cuellar, Quiroz y otros que sería largo enumerar. Evocamos al "zorro" Osorio, a la "gringa" y la "morocha", las secretarias de la Dirección y que. luego, Rabanal alabara mi memoria y con Vera, festejaran la anécdota. Fue un discurso muy suigéneris, como diría luego mi compañero Liceras, terminada la alocución.

Posteriormente hubo reunión de las promociones y en esa confraternidad, saludé a Arriola Badaracco. No se si la 63 o la 58 de mis amigos Caycho y Carmelino, tenían, en ese entonces, la importancia que hoy ostentan. Porque son las que están sembrando en ese árido terreno, el del recuerdo al pasado. Gracias Andrés Roberto por tus dones naturales de artista y escritor. He leído tus décimas de pie forzado "Machu Picchu" y "Cholo Orgulloso Soy". Una demostración de tu amor a la Patria y el orgullo de ser de nuestra raza, digna y noble. Felicitaciones.

Lo importante es que "El Surquillano", este blog que he creado para reseñar nuestras vivencias y las de escolar, sirva para que, quienes nos lean, conozcan algo más sobre Andrés Roberto Arriola Badaracco y lo incrementen con sus comentarios. Los invito a escribir sus recuerdos y será una alegría publicarlos. Algo que anhelo con mucho interés es que nuestra juventud, los actuales estudiantes, nos regalen sus opiniones. Que las otras promociones se integren aún más y que la Asociación de Exalumnos, sea una realidad.

El emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma", espera mucho más de nosotros. Debemos dejar historia y alguna vez nuestros nietos y bisnietos tendrán oportunidad de leer lo que escribieron estos abuelos. Ya saben quién es ANDRÉS ROBERTO ARRIOLA BADARACCO. Poeta, escritor y decimista. Un señor profesional. Hay científicos, militares, médicos, abogados, etc. que estudiaron en sus aulas y que merecen ser siempre recordados. La tarea ha comenzado. Dependerá de los viejos y jóvenes del "Ricardo Palma", que el Perú y el mundo conozcan a nuestros valores. Gracias.

"EL DÍA DEL LOCUTOR", CAYCHO Y CARMELINO EN CASA DE SERVÁN.

Carmelino, Serván y Caycho.
Fue el 8 de Diciembre de 2010. Una cita que se ha hecho tradicional en nuestro hogar y que congrega a viejos colegas y amigos para rendir homenaje al trabajo que ejercimos César Augusto, mi hermano, y yo. Novedad fue la visita, por vez primera, de dos compañeros de la promoción 58 del emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma de Surquillo: Hernán Caycho y César Carmelino. Hicieron realidad mis sueños de tenerlos en casa. Ellos son brillantes propulsores de "La Hermandad Palmista". A Hernán le debemos las fotografías de esta reseña.

Carmelino, Serván y Pizarro
Consecuencia de esta celebración del Día del Locutor, hoy se frecuentan a través de Internet con Roberto Salinas Benavides, quien siempre me agradece aquella dichosa oportunidad. En mi blog "Locutores en el Perú", reseñamos este acontecimiento. Hoy lo vuelvo a hacer para "El Ricardo Palma". En medio de esa alegría, tuve que lamentar la no presencia de Alfredo Filomeno Jarrín y Ernesto Ráez Mendiola, quienes se habían anunciado como fijos pero, por esos imponderables que nunca faltan, nos privaron de verlos. Esperaremos al próximo año

Zevallos y Salinas no creen
en nadie en su Día.
Ya con más serenidad debo pedirles disculpas a Carmelino y Caycho. Nuestra vieja sombrilla había mancado y no hubo tiempo, ni lo otro, para reemplazarla. El Sol quemante de Carabayllo, elevó la temperatura e hizo que la voz del locutor César Carmelino de la "Promo 58", ya venida a menos con una tremenda ronquera, no se hiciera oír. Fue víctima de sus rayos y ocasionó mi preocupación. Bueno, la realidad es que todos nos "soleamos" y supimos adaptarnos al momento y disfrutar de una reunión de amigos a todo dar. Gracias muchachos del emblemático colegio "Ricardo Palma" de Surquillo. Como siempre estuvieron presentes Carlitos Morán, Jaime Pizarro desde su Huaral querido, Manolo Zeña, querido colega de la radio, Gonzalo Chávez, cantor y vecino, Hamilton Zevallos, gran amigo y colega, César Serván y el negro "Coché", yunta de Salinas.

José Carlos y César Augusto
En una esquina de ese ring imaginario, dos personajes se confundían en coloquial diálogo: Hernán Caycho y Roberto Salinas. Fallé en no presentarlos como se merecían. No había programa ni libreto. Craso error. Al animador Beto Cadenas, en medio de mi alegría, no lo orienté para lo que comento. Luego de separar huesos de los plumíferos que se sacrificaron a la brasa, se iba a producir "El Show". Comprendí que nos ganó el tiempo y Hernán y César, se despedían casi sorpresívamente. Los retuve para dedicarles mi actuación. Quedó incompleta y mi ego defraudado. De todas maneras, gracias por su presencia amigos.

Beto Cadenas es el Animador
y Cantor todos los años.
Los adioses llegaron y los "ricardo palminos" enrumbaron a sus destinos de retorno. Recuerdo que, como si deseara quitarme una espina, me entregué a mis teclados y me reencontré con páginas musicales que añoraba. Toqué de todo. Una seguidilla de melodías incontenibles. Me lamentaba de que César y Hernán no disfrutaran de este desfile que, según todos los restantes, antes no había acontecido. Desde este blog, a ellos mil perdones y para otra vez será, si Dios quiere. Les agradezco de todo corazón su presencia y le dieron nuevos aires a nuestra celebración. En otro ambiente lo pasaban bien mis hijos, mi querida Antonieta y amada esposa y Juanita que se encargó de preparar las salchichas y relleno que suele regalarnos para la fiesta Jaime Pizarro Arquíñigo. Panes a granel y un "lonchecito" de primera,

Beto Cadenas, Carlos Morán
y Gonzalo Chávez
Repito. "El Día del Locutor", tuvo el privilegio de reunir en mi hogar por vez primera a dos compañeros del "Ricardo Palma". Cosa curiosa. Mis hermanos de promoción, los de la 54, Ardiles, Naranjo, Chávarri, Ramírez, etc., no han tenido hasta ahora, la voluntad demostrada por Carmelino y Caycho. De ninguna manera cambia mi afecto a todos. Los que egresamos del emblemático, aprendimos lo más importante: fidelidad al Alma Mater y a nuestros maestros y compañeros de aulas. ¡Viva el Ricardo Palma! ¡Viva el Día del Locutor! Hasta el otro año. Gracias.

CARLOS LARRIVIERE. PUNTAL DE LA "PROMO 63" DEL EMBLEMÁTICO "RICARDO PALMA"

Luego del recordado día dedicado a fotografiar nuestro querido Colegio, hubo un almuerzo en el que  pudimos comprobar el compañerismo, cada vez más grande, entre las diversas promociones. Nosotros concurrimos con la ansiedad de conocer, personalmente, al grupo de amigos con quienes mantenemos una correspondencia fluída a través del Internet. Un gran motivo de ver a Hernán Caycho Chumpitaz, saludar a Alfredo Filomeno Jarrín y reencontrarnos con César Carmelino, todos de la promoción 58.

Ese día pudimos apreciar en directo lo que nos había informado Justo Linares, la existencia de ejemplares promociones que están sentando las bases, a corto tiempo, de una general de exalumnos y que, sin lugar a dudas, mantendrá en vigencia los nombres de quienes jamás dejaron de querer a su Alma Mater. Podríamos asegurar que la "63 de Carlitos Larraviere", es una de las más connotadas. Luciendo pelo cano, un gran peso y mucha fortaleza anímica, apreciamos a este señor que hoy reseño.

Desde mi punto de observación en una de las mesas y al lado de Ernesto Ráez Mendiola, estuve observando a los alegres amigos. A pocos metros de nosotros, destacaba la figura de Carlos Larriviere. Puro dinamismo y alegría contagiantes. Se me ocurre que continúa en las aulas y se mantiene perenne con sus brasas de calor humano. Un crisol en el que se funden los recuerdos y reaparecen convertidos en valiosas expresiones de compañerismo, el del ayer y el de siempre, como gema mágica de amor fraterno.

El 15 de Febrero, ayer, cumplió años Carlos Larriviere. Nació en el mes de la Amistad. No es coincidencia. El destino le marcó una fecha para que juegue con ella. Por eso también se celebra el Día de los Enamorados y el más romántico de todos es este generoso amigo. Sólo nos hemos saludado a través de un apretón de manos y sentí aquella tarde, entre tanta algarabía y fotos, su buena amistad. Se ha ido acrecentando con sus correos, lo que me permite corroborar todo lo expresado anteriormente.

Un surquillano como nosotros y tal como el lo dice, crecido y formado entre gente sencilla, tomando savia de la misma "teta alimentadora" y orgulloso de haberse educado en nuestro emblemático colegio. ¡Cómo no sentir admiración por Carlos Larriviere! Me consta su dedicación a la querida "Promo 63". Es un líder con armas que no hieren. Sabe luchar sin agredir. Es un conquistador de hermanos y no tiene negatividad alguna. Si tuviera que votar a favor de alguien, lo haría siempre por mi tocayo.

Mi blog "El Ricardo Palma", es la recopilación de anteriores reseñas publicadas en "El Surquillano". Decidí crearlo como un homenaje a quienes nos dedicamos a evocar tiempos pasados y a todas la promociones egresadas de nuestro emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma". Inauguro este blog con la reseña de Carlos Larriviere. Creo no equivocarme en haberlo elegido como el personaje merecido para ello. Esta es una ventana para que, con sus comentarios, se enriquezcan aún más las historias. Gracias.

LA LUCHA POR LA ALCALDÍA EN SURQUILLO. ACUÉRDENSE DEL "RICARDO PALMA".


Escuchando al que quiere reincidir y a todos los demás postulantes a la Alcaldía de Surquillo, observamos que el mal que está en sus objetivos eliminar, es el mismo: ¡la delincuencia!. El otro, como si fuera exclusivo de nuestro querido barrio: ¡la drogadicción!. Es cierto, existen. Los conozco desde mi juventud y, gracias a que Dios no me hizo adicto a nada, puedo referirme a estos temas con la serenidad con la que debemos afrontarlos. Ojalá concuerden conmigo quienes leen al "Surquillano". A propósito, circuló antes un mensuario del mismo nombre y que dirigía mi amigo Pedro Palacios Jaramillo. Un saludo para él.

Demos una miradita a la televisión mundial y comprobaremos que dichos males no son exclusividad nuestra. La prensa escrita o televisada, los noticieros de radio y cualquier medio de información, aluden siempre a la delincuencia y drogadicción, como caballitos de batalla en busca de acaparar atención o sintonía. Todo se magnifica, se agranda, se infla para lograr el cometido. Lo que le sucede a una persona, un asalto, por decir lo más común, es repetido por todos los canales, radios y periódicos. La multiplicación del mal se hace más evidente y los delincuentes se sienten la gran chupada del mango. ¡Qué más quieren!.

Un policía, juez o quien sea, es encontrado infraganti pidiendo su coimita, origina que todo el Poder Judicial es corrupto y la policía, femenina o masculina, no tiene remedio. Leamos esos "titulares" de los periódicos que tienen más preferencia en las mayorías. Los "chicha", los escandalosos, los que aprovechan ciertos políticos para sus campañas, todos, sin excepción, reproducen a escandaloso color el sensacionalismo del crimen, del robo y de los que se les antoje publicar. Mi tesis indica que así, por más esfuerzos gubernativos o ediles que se hagan, no lograremos combatir los grandes males que nos aquejan. Es darles importancia y nada más.

Por los años 50 del siglo pasado, nuestra época de estudiantes secundarios en el Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, existía la censura cinematográfica y, por propia cultura y necesidad, un comité que daba el visto bueno a lo que se publicaba o emitía en las emisoras radiales. Recuerdo, ya como locutor, que las noticias tenían siempre un porcentaje grande para lo cultural, político y educativo. Las noticias deportivas y policiales, quedaban para el final, si había tiempo. ¡Había qué leer! Nos cultivábamos de positivismo porque se daba interés a lo bueno, a lo que alimenta el espíritu y engrandece al ser humano.

Volviendo a las elecciones ediles. Siempre están las trilladas preguntas de los viejos y jóvenes periodistas de la radio y la televisión, los medios que más llegan al pueblo y con la constante de la delincuencia. Es que ¿no hay otro interés que el crimen y la farándula laberintosa que tanto agrada a la gente? Pero, ¿ a que gente?- Hay que resaltar la educación. Esa Asociación de Radio y Televisión, debería fomentar cambios y sistemas que favorezcan a la juventud peruana. Sólo aparece cuando "peligra" la libertad de prensa, es decir, sus negocios. No más "promoción a la delincuencia". Hagamos algo por recuperar las buenas costumbres.

Ya no tanto escándalo por negligencias médicas, paredes que se caen o balas perdidas que afectan a gente inocente. Que se acaben los casos extremos. Hagamos normales nuestras cotidianas actividades. Apoyemos y si Ud. sale electo Alcalde, considere mejorar la educación. Sea su primera opción el Colegio Nacional "Ricardo Palma". Es parte importante de sus tareas. La higiene y el deporte en Surquillo, más el arte, deben estar considerados en sus planes. Fomentemos la hermandad y confianza en este distrito y deje de lado sus intereses políticos y personales, para cumplir con el juramento de Buen Vecino. No más gastos en motos ni patrulleros. Olvídense de los delincuentes pero, sin bajar la guardia. Hay mejores opciones. ¡Suerte y Gracias!.

FALLECIÓ EL DOCTOR JULIO GARCÍA POW SANG. "PROMOCIÓN 54" DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA".

Ha empezado el Nuevo Año y no todas las noticias pueden ser gratas. Hoy al revisar nuestro diario correo, nos dimos con esta infausta del fallecimiento de nuestro querido compañero de estudios Julio García Pow Sang. Un surquillano que le dio prestigio al distrito con sus buenas acciones. Estudiamos nuestra primaria en el "401" de la Av. Primavera y fue de la promoción 54 del Colegio Nacional "Ricardo Palma", a la que nos ligó su amistad y dotes de gran compañero. Muy querido en el barrio, por haber sido un excelente médico. 

A él y su hermano mayor se les identificaba simplemente como los "Ponsán". Tengo la plena seguridad que al recordarlos así, serán muchos más los que lamentarán su sensible deceso. Fue otro querido compañeros de estudios y luego de trabajo, quien nos hizo conocer la noticia. Justo Linares Chumpitaz que, haciendo un alto a promocionar la reunión anual de quienes trabajaron en "Última Hora", ha tenido a bien informarnos a las diversa promociones del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Gracias querido Justo.

Nos enteramos de su mal, años atrás, por intermedio del Dr. Julio Ardiles Osorio y con Luis Antonio Flores Chambergo le hicimos una visita hace casi tres años. Fue en su casa paterna. Aquella de los recuerdos en la esquina de Dante y Leoncio Prado, donde funcionó igualmente su consultorio y creció su fama de benefactor. Mostró su sorpresa de vernos luego de un prolongado paso del tiempo. Conocía nuestras actividades de locutor y, observando su delicado estado de salud, no hicimos extensa aquella visita inolvidable. 

Muy inteligente y cumplidor de sus tareas en las etapas que nos tocó convivir. Fueron muchas las veces que competimos en los partidos callejeros de nuestros barrios. El, con los Mestas y otros de Leoncio Prado y en reñidos encuentros en la "redonda" de San Antonio. Quizá en la primaria tuvimos un mayor contacto. Fue un chico tranquilo pero con habilidades que lo distinguían de los demás. Cada vez que retornábamos al barrio, siempre había expresiones de admiración a la labor de Julio García Pow Sang. 

Mis hermanos menores han sabido de sus generosas atenciones y en especial de todo lo que hizo en el Centro Fraternal Surquillo, donde dio rienda suelta a su amor a lo criollo, a la música que prefirió y apoyó a los jóvenes con talento. Julio, siempre fue generoso y gran amigo. Un profesional egresado de San Marcos y preparado en la Facultad de San Fernando. Alcanzó el grado de Capitán de Fragata en la Marina de Guerra del Perú, en la que ejerció notablemente la Medicina.

Sus restos han sido cremados en la mañana del viernes 14 de Enero en el Hospital Naval. Soportó su enfermedad con estoicismo y comprensión católica. Sus valores humanos siempre serán ponderados y mi sentido pésame a su familia, a nombre de la promoción 54, porque ha sido fundador de la que fuera nuestra Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano". Agradezco a Justo Linares y su promoción 55, por haber estado presentes en estos actos. DESCANSA EN PAZ, AL LADO DE DIOS, JULIO GARCÍA POW SANG. Gracias.

ALFREDO FILOMENO JARRÍN. "PROMO 58" DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" Y AUTOR DE "CRÓNICAS DEL SIGLO PASADO". HEREDERO DE GRANDES MAESTROS EDUCADORES.

Alfredo Filomeno Jarrín
Habíamos dejado sin hacer un comentario sobre la convocatoria del 24 de Julio de 2010 y darnos el gusto de conocer en persona a Hernán Caycho y  al compañero Alfredo Filomeno Jarrín, que nos dejó impresionados por su notable parecido a su padre, Don Alfredo Filomeno Chávez, el inolvidable Director de Estudios de la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano". Nuestra promoción cumplió parte de su ciclo bajo esa denominación y allí quizá radique el porqué no hay una plena concurrencia de los integrantes de la "Promoción 54". No se hizo costumbre y trataremos de recuperar el tiempo perdido.

Importante es citar que nuestro personaje es autor del importante blog "Crónicas del Siglo Pasado", sus remembranzas y que nos trasladan a su interesante vida política plena de aventuras y anécdotas. Existen las promociones 58 y 63 las que están poniendo en alto el pasado de nuestro querido Colegio Nacional "Ricardo Palma". El almuerzo con Ernesto Ráez, luego de saludar al profesor Barrientos con toda la legión palmina, fue extraordinario. El reencuentro con César Carmelino, "compañerito" a quien debo, desde aquella su visita a nuestro hogar, estar involucrado hoy entre tantas promociones, es digno de destacar.

Alfredo Filomeno Chávez
Conversar con Alfredo Filomeno Jarrín, fue ocasión de evocar a sus antecesores, una familia de maestros educadores. Nuestra educación primaria tuvo en la señorita Mercedes Filomeno Chávez, tía de Alfredo, el mejor cuidado a las semillas plantadas en el colegio del inolvidable "Chato" Zegarra, el Centro Educativo 4404 de Surquillo en la calle San Agustín. Nos marcó el rumbo para escribir y respetar los signos ortográficos. Supimos de la Sintaxis y los modos del Verbo de manera didáctica. Era bondad y voluntad con sus niños. Cada que escribo algo, está en espíritu orientándonos como lo hiciera en aquel nuestro inolvidable primero de primaria.

Carmela, la hermana, era otro angel de bondad. De sus manos recibíamos aquel chocolate caliente y su pan de punta con su gruesa mortadela. Hoy, lamento decirlo, muchos profesionales jóvenes no recuerdan a quienes los educaron. Es increíble. No sucede con nuestra generación que aprendió a querer a sus maestros por la entrega a su magisterio. Y así, la suerte nos puso en manos de Don Alfredo Filomeno Chávez, "el viejo", adornando nuestra instrucción secundaria en el "Ricardo Palma". ¡Cómo no alegrarnos de haber conocido a Alfredo Filomeno Jarrín, su hijo y que bastó el poco tiempo que nos tratamos para juntar espiritualidad y presencia física en un cordial abrazo de amigos!

Alfredo Filomeno Jarrín y ¡No al terrorismo!
Para los   inolvidables hermanos Mercedes, Carmela y Alfredo Filomeno Chávez, notables educadores del Perú, nuestro sincero homenaje. En el cielo brillan y están iluminándonos siempre con su saber. Siento orgullo al dedicar esta reseña a un compañero de estudios, de promoción posterior a la nuestra, llamado Alfredo Filomeno Jarrín y saludar la fotografía que antecede a este párrafo final y en la que aparece confundido entre líderes de la democracia que pusieron el pecho con valentía, como lo destaca Justo Linares Chumpitaz, sin miedo alguno a los franco tiradores y diciéndole ¡No al terrorismo! Esa es la prole que deja nuestro emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. De tal árbol familiar tan querido, una poderosa astilla que nos enaltece. Gracias.

"JOSÉ Y CARLOS VELÁSQUEZ QUEVEDO". ACTORES Y MAESTROS EN EL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA" DE SURQUILLO.

José Velásquez
Nada más importante para el ser humano que la vocación. Pedimos la venia, en el más allá, a un grupo de hermanos actores del Perú que hizo escuela y dejó huellas. Nos referimos a José, Carlos, Tulio y Mario Velásquez Quevedo, los mismos de "Histrión". José, nos impresionó por su voz y su dicción y fue nuestro profesor de Castellano y Literatura. Tuvo un hijo igual actor, Jorge, muy bueno y lamentablemente fallecido y olvidado. Carlos, igualmente profesor, pero del curso de Electricidad y al que le debemos saber cambiar los fusibles de casa cuando estos "vuelan". Tremendo actor y fue papá de Angelita, actriz que heredó el sello de tan singular familia y sigue demostrándolo con creces.

Son los inolvidables maestros del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, inaugurado en 1950 por el Presidente del Perú, General Manuel Andrés Odría. Por aquellos tiempos, soñabamos con ser locutor y lo conseguímos. Intentamos ser actores de teatro y nos frustramos. Es que había una diferencia grande entre el Teatro y el Radioteatro. Nacimos para lo segundo, muy fácil, sabiendo leer e interpretar. Muy bién. En el mundo de la escena nacional, triunfaron los hermanos "Velásquez Quevedo" en todo lo alto.

Actriz Delfina Paredes.
Nos dio gusto ver ahora poco a Delfina Paredes, exquisita dama del teatro peruano, en una entrevista por Canal 7. Viuda del menor de los Velásquez, Mario, al que los del teatro serio añoramos. El televidente de los 50, lo recuerda como "Achicoria", apelativo que me imagino aceptó para encajar en "El Tornillo" y que debido a su arte y gracia impuso notablemente. Delfina y Mario, juntos, fueron una matriz incubadora de excelentes actores: sus hijos, herederos de aquel su talento congénito. Felicitaciones.

Nos reencontramos con Carlos Velásquez, cuando integrábamos el radioteatro que dirigía Elvira Travesí en Radio El Sol. Ya era un triunfador. Hombre sencillo, modesto, pero grande como actor y colega. Fue el artista que se integró a la televisión, conoció el cine nacional y tuvo participación en el mexicano y en un filme de Hollywood. También fungió de libretista y director en producciones de alto nivel y en los humorísticos de la televisión. Le sigue sus pasos Angelita Velásquez. No tuve el gusto de conocer a Tulio ni a Diego, el hermano que escapó al virus. 

Al centro Gregor Díaz y Carlos Velásquez Quevedo
Sabemos lo difícil que resulta en nuestro país, mantenerse con este maravilloso arte. Por todo esto, crece la figura de Delfina Paredes, una actriz perseverante y con un sacrificio ejemplar. Luchadora incansable desde su Sindicato, hecho que la enaltece pero, sacrificando lo suyo. Allí están sus hijos con Mario, todos luciendo esa vena histriónica congénita. Ricardo, se dedicó una temporada a medir el tiempo. No era lo suyo. Los otros, Gabriela, buena actriz y Mario, igualito a papá. Muestran su calidad en novelas y películas a gran altura.

Los Hnos. Velásquez Quevedo, regalan su arte a Dios y los ángeles. Dejaron un vacío fácil de llenar por sus hijos, sobrinos y quien sabe hasta nietos. Son los eternos del "Grupo Histrión", una institución de lujo con un profesorado teatral de pura sangre. Un saludo para la insigne Delfina Paredes, la mejor declamadora de Vallejo y que tiene un nieto llamado Martín y que se encuentra descifrando "El Secreto de la papa". Hijo de Diego. Está garantizada la continuidad de esta familia, en la escena nacional. JOSÉ, CARLOS, TULIO Y MARIO VELÁSQUEZ QUEVEDO, ¡ Grandes Actores del Perú! ¡APLAUSOS!

"DON JORGE HERAUD CRICET". MAESTRO EN EL COLEGIO "RICARDO PALMA". PADRE DEL CIENTÍFICO JORGE Y DEL POETA JAVIER HERAUD PÉREZ.

Jorge Heraud Cricet
Fueron tantos los buenos maestros que nos guiaron en nuestra vida estudiantil, que no puedo dejar de mencionar a este insigne señor. Don Jorge Heraud Cricet, a quien ponderan en sus correos muchas promociones salidas del Colegio Nacional "Ricardo Palma". Una de ellas, la 58 de mis amigos queridos Hernán Caycho, César Carmelino y extrardinarias crónicas de Alfredo Filomeno y culpable de haber movido mis neuronas y a quienes agradezco su nobleza de tenerme en cuenta. Para ellos y todos los demás, esta reseña de quien fuera el gran profesor Don Jorge Heraud y que inauguró en 1950 la querida Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano" de nuestro querido Surquillo. No está demás decir que fue en 1957 que tomó el nombre del tradicionista Don Ricardo Palma.

El profesor Heraud y su querida familia miraflorina
El abordaba lo mítico de la Historia Universal. No era un disertante de profesión, pero su calidad de hombre de leyes lo habilitaba. Era un sumergirnos a las Termópilas, conocer a Alejandro el Magno y saber la verdad de Tutankamun. Para los soñadores despiertos un darnos la mano con Marco Antonio y Cleopatra. Desde su ingreso al aula con un buenos días y siéntense, comenzaba la historia. Esos bigotillos y sus claros ojos penetrantes, armoniosamente colocados en su rostro, eran la seguridad de una buena y aprovechada lección. A la izquierda una foto familiar del profesor y en la que destacan con gorros él y su hijo el poeta Javier Heraud.

César Calvo, Arturo Corcuera y Javier Heraud.
Yo lo veía "pitucón" pero muy noble y sencillo. Aquel año 1950 se enfrentaba a nuevos alumnos y los que trató en el original anexo guadalupano Ricardo Palma de Miraflores. Teníamos como compañero de clases a José Montes, un palomilloso sin remedio que puso en aprietos a Don Jorge Heraud. Por ejemplo el alumno Enrique del Pino le pedía a Montes le soplara una respuesta y ante el asombro del "profe" tomaba aire y lo llenaba en el rostro con un resoplido inimaginable. En otra ocasión colocó una trampa para pericotes en el cajón del escritorio del maestro. ¡No quiero recordarlo! Consecuencia de estas malandrinas acciones de Montes fue que el profesor Heraud cada vez que retornaba al salón, tomaba sus previsiones. A la derecha posan tres grandes poetas peruanos de todos los tiempos: César Calvo, Arturo Corcuera y Javier Heraud.

Salustio Maldonado Robles y  JorgeHeraud.
Don Jorge Heraud, no se alteraba ante estas indisciplinas. Las disimulaba muy bien. Por supuesto, nadie festejaba estas malas acciones y el brigadier  Carlos Serván, debía cumplir su misión con el auxiliar Olivera. No era de sacar al alumno a la pizarra ni someterlo al rigor de las preguntas. Su examen consistía en calificar por hileras. A dedo señalaba a un representante de cada una y de acuerdo a sus respuestas la calificación recaía en toda la hilera. Preguntó a Enrique del Pino ¿Cuáles fueron las Guerras Púnicas? Rápidamente contestó: ¡La primera, la segunda y la tercera! Nos calificó a todos con un ONCE. Durante los exámenes escritos tarareaba el "Jalisco no te rajes" y haciendo un cambio de letras "soplaba" la ayuda anhelada. Muy singular este maestro.

Javier Heraud Pérez.
No podré olvidar, ya fuera de las aulas, un encuentro con él en el Ministerio de Educación en 1963 y comprobar el gran afecto hacia su persona de quienes lo rodeaban cuando sucedió el lamentable asesinato de su hijo Javier Heraud Pérez en Madre de Dios el 15 de Mayo. Poeta, profesor de inglés y guerrillero. Publicó su poemario "El Río" a los 18 años de edad y hacía gala de su talento literario. Fue segundo lugar en su promoción del "Markham y primero en la facultad de letras de la Católica. Sus restos reposan al lado de su padre, nuestro querido maestro que nos dejó en 2005, bastante longevo. Muy orgulloso también de su otro hijo Jorge, considerado sabio científico. "JORGE HERAUD CRICET". Un Paladín de la enseñanza en el Colegio Nacional "Ricardo Palma". Gracias.