sábado, 24 de septiembre de 2011

UNA EXPERIENCIA DE VIDA EN MIS 77: EL 25 DE SETIEMBRE LOS CELEBRO MUY AGRADECIDO A DIOS.

¡Salud José
Carlos por los
77!
Puede parecer raro que quien mantiene un medio de comunicación como el mío, comente, al celebrar un año más de vida, su propio parecer del significado del mismo. Es que ingresamos a este mundo cibernético con el fin de tirar a las espaldas el recuerdo de una etapa difícil y que, gracias a escribir, hemos podido superar. Y lo digo como una ayuda a quienes se encuentren experimentando una situación similar a la nuestra. Nada como la labor de refrescar la memoria y tirarse a la aventura en un mar de inmensas sorpresas.

Empezamos un 29 de Octubre con el blog "Locutores y Artistas en el Perú". Fluyeron las anécdotas y estos dedos acostumbrados a tocar "teclas", el piano, el acordeón o la tradicional máquina de escribir, se deslizaron por el teclado de la computadora y "sin querer queriendo" hemos llegado a completar 12 blogs. Es el milagro de la transformación de un locutor y músico herido, a "escritor". Y entrecomillo la palabra a fin de no hacer notar un alarde que jamás uso. Soy un hombre feliz que se apresta cumplir 77 años de vida.

Silentes realizamos esta tarea. Vamos recién por completar el segundo año y hemos escrito 821 reseñas. Nos han visitado 130 mil personas, según el contador de visitas. Para un ignorado y debutante aficionado, premio suficiente a lo que hacemos. Los comentarios tienen diversos matices y agradecemos todas las buenas notas que nos dejan. No hemos recibido crítica alguna y nuestra posición siempre continúa en ser anónimos, nada de figuretismos, aplacamos nuestros deseos de criticar con hígado y ya podemos saber los resultados.

¡Mi torta!
Por todo esto, el mejor regalo de cumpleaños es comentarme y darles a conocer algo de mi egocentrismo. Los correos que recibo a diario y las palabras de agradecimiento por recordar a personajes que están en el olvido, en especial artistas y locutores, nos emociona por proceder de familiares y público que supo de sus talentos y virtudes. Nos llegan mails de hijos, nietos y bisnietos. ¿No es maravilloso? Siempre diciendo la verdad de nuestras experiencias y ejercitando la memoria, gran antidepresivo y curativo.

Aprovecho, como siempre, en agradecerle a mi hija Zoila Gabriela Serván Bernales, por la feliz idea que tuvo al obsequiarme su computadora. La tengo como mi eterna compañera y no la dejo a pesar que ya me queda chica. Adquirí otro CPU gracias a Julito Sullca, un joven vecino que por mínimo precio y sin egoísmo me da oportunidad de ser más veloz. No hay nada más tedioso que la espera. Recurriendo a la "chatarra" y a sus progresos como profesional en este medio, me doy el lujo de escribir con suficiente aire y pausas. Todo se logra queriendo y sí se puede. 

A mi doctora y oncóloga Patricia Pimentel Álvarez del Hospital del Callao "Sabogal", las gracias. Mi saludo también al cirujano Martín Ccolca que me operó y al otro Martín, el doctor Mondragón que me internó. A mi esposa Antonieta por su paciencia y cariño y a mis adorados hijos Juana, Zoila Gabriela y Juán Carlos, por todo lo que hacen por nosotros. Por supuesto ¡Vivan mis nietos Alejandra y Joaquín! Son mi mayor regalo. No me olvido de los Serván Meza, mis hermanos y esposas y un cariñoso gracias a Mechita Castro, la madre de mis nietos con Juán Carlos. A todos mis amigos: ¡Gracias!

sábado, 17 de septiembre de 2011

LOS DEL PINO SÁNCHEZ, OTRA FAMILIA AMIGA INOLVIDABLE EN SAN DIEGO, SURQUILLO.

El grupo de nuestra juventud: "Pichicuy", Ze-
gama, Zúñiga, "Pucha" y Bravo. En cuclillas:
yo, ENRIQUE DEL PINO y Rufino. 
Y así, vamos retrocediendo en el tiempo para evocar vivencias idas y entre ellas, las que pasamos con los Del Pino Sánchez, Estaba compuesta por Doña Ricardina, una señora querendona que solía regalarnos golosinas o algún dulce que solía preparar. El señor Del Pino, un excelente operario del calzado y con "diablo y martillo", reemplazaba las zuelas gastadas. Todo un artista en estas composturas. Ëpocas de la media zuela y taco. No existían las renovadoras y había que verlo en acción, silbando melodías y de buen humor.

Familia numerosa y que llegaba a nueve. Leonor, la mayor y muy reservada y la apreciábamos guapa. Lucho, el mayor de los varones, aficionado al box y también de buen carácter y que cuando aprendimos a escribir con la tradicinal máquina, nos encargaba le hiciéramos los presupuestos y recibos para sus trabajos de pintor. Seguía Hermelinda, delgadita y muy parecida a su mamá. ¡Buena gente! Estamos evocando a los mayores de los Del Pino Sánchez. Llega el turno para Carlos, el más cordial con los muchachos del barrio.

Seguimos el recorrido y nos encontramos con Norma, de lindos ojos y delicadas facciones. A continuación, Rosa, muy amable y ya perteneciente a nuestras edades. Se casó con el amigo Cuya y tuvieron una linda bebé. Él, era técnico de electrónica y tenía su propio taller. Después continuaba Nelly, la menor de todas y amiga que no olvidamos nunca. Los hermanos Enrique y Luis, más conocido como "Lito", son los que solían jugar con nosotros e inclusive fuimos compañeros de estudios en la primaria y secundaria.

Siempre los mismos: Carlos Loayza, yo, Juán Ze-
gama y Julio Zúñiga. Agachados: ENRIQUE
DEL PINO, Bravo, "Pucha" Abanto" y mi her-
mano César Serván. ¡Guapos muchachos!
Enrique Del Pino Sánchez, es quien se identificó más en el barrio y alternó en casi todas nuestras aventuras y palomilladas. Algo enredado para conversar y dar respuestas. Recuerdo en la entonces Unidad Escolar "Tomás Marsano", que tuvimos el enorme placer de inaugurarla, siempre estaba presto a contestar. Una vez se interrogó porque la Luna, giraba alrededor de la Tierra en 28 días y él, presuroso dijo: "porque 4 por 7 es 28". Creo que reímos todos, incluyendo al profesor Jorge Heraud, emblemático maestro.


En otra ocasión, "Goyito", que también así era conocido, ante la pregunta de Historia Universal ¿Cuántas fueron las guerras púnicas, dijo ¡Tres!. Y cuando Heraud le indagó cuales fueron? respondió con gran clase: "La primera, la segunda y la tercera". El calificativo que solía hacer Don Jorge Heraud, era por fila y un sólo representante. Teníamos que rogarle que no pidiera contestar, porque la nota que se ganaba nos afectaba a todos. Un gran amigo con una locuacidad extraordinaria. Me enteré que falleció recientemente. ¡Cuánto lo siento!

El último es Luis, el benjamín de la familia y llamado cariñosamente "Lito". En otras palabras, el engreído. Muy unido a Enrique y de gran inteligencia. Creo que hizo sus estudios en otro colegio. Reseño aquí nuestra vivencia infantil y juvenil. Como es lógico, llegada la mayoría de edad, cada cual tomó rumbos distintos y de los Del Pino Sánchez, sólo obtuve una discreta información por parte de Rosa que vivía fuera de Lima. Desde aquí, los saludo con el cariño de nuestros mejores años. Un recuerdo sincero y afectuoso. Gracias.

sábado, 10 de septiembre de 2011

MARÍA MERCEDES SERVÁN MEZA APAGARÁ 86 VELITAS EL 11 DE SETIEMBRE. ¡QUÉ FELICIDAD!


María Mercedes en primer plano
siempre sonriente y contagiando
alegría. ¡Feliz Cumpleaños!
Hace más de una semana se recuerda el 11 de Setiembre como la fecha fatal de las torres gemelas de Nueva York. Sin ninguna equivocación una desagradable evocación de un acto por demás abominable del hombre contra el hombre. No tiene explicación normal alguna. Han existidos y existen variedad de creencias y modos de vida y fe. Pero nada aprueba lo que esos equivocados de mente, hicieron el 11 de Setiembre de hace 10 años atrás. No puede ser tan grande el odio que ocasione la desgracia en mención.

Yo creo que acabaríamos con estos problemas si la Prensa Libre no se excediera tanto en publicarlos. Que nadie trate crímenes, asaltos o robos y verán que seríamos el paìs de mayor tranquilidad en el mundo. Me salí en absoluto de lo que el 11 de Setiembre es para nosotros los Serván Meza. Es el cumpleaños de la mayor de los hermanos. María Mercedes, que se apresta a celebrar 86 años bien vividos, sembrando bondad y generosidad, cosechando el correspondiente afecto de quienes la conocen y gozan de su afectividad,

Mis tíos"Lolo" y Antonio con
mi madre Barbarita. ¡Qué
tiempos los de antes!
Inolvidables.
María Mercedes, barranquina de nacimiento como mi hermano Angel Pablo, es la maestra de todos. Muy devota de nuestra religión católica y luchadora de su fe. Mañana estarán en casa de Surquillo, como todos los años, los hermanos, los sobrinos y los hijos de estos que han llegado a conocerla y gozar de su cariño y afecto. En aquella casa de los viejos y que levantaron con sudor y lágrimas, cada 11 es recordar los buenos años pasados. Muchas amigas y ahijados de María, se hacen presentes con religiosidad.

Lejos quedan los cumpleaños de la juventud. Aquellas visitas de amigas del Rosa de Santa María en donde culminó su Secundaria. Las chicas vecinas de Surquillo y todos los jóvenes que bailaban al compás del ritmo del "botecito", hoy borrado de todo acontecimiento. Fiesta de verdad. Sin necesidad de llegar a los extremos de lo que producen las embriagueces del trago.Pura alegría y gran comilona. Como se batía en su cocina mi madre Barbarita, para atender el batallón de invitados que se hacía presente. Otros tiempos.

Gaby y mis nietos
Alejandra y Joaquín
Se bailaba el vals criollo, la alegre polquita y los pasodobles españoles. Tranquilidad romántica con los boleros de Leo Marini, Hugo Romani y Fernando Torres. El "pickup" y su dotación de 20 o más discos, se encargaba de amenizar las fiestas juveniles. El 11 de Setiembre, era fecha obligada para que la familia entera se diera cita en casa de los Serván Meza. Década de 1940. Se bailaba "El muerto de fue de rumba" y la conocida guaracha "Ay mamá Inés". Es que las familias eran grandes y unidas. Todo ha cambiado.

Me doy el gusto de saludar a mi hermanita. Acabo de inyectarme un desinflamente que me alivie del bendito dolor de cintura y quedar expedito para concurrir con mi familia y nietos a casa de los viejos. No está Ángel y sus hijos y nietos lo representan. Estaremos con María, Sòcrates, yo, César Augusto, Luis Eduardo y Hernando. Siempre unidos hasta el final para alegría y regocijo de nuestros padres allá en el cielo. Estamos cerca las 12 y lanzo este saludo con todo mi cariño y voluntad. ¡Qué viva el 11 de Setiembre! ¡Feliz cumple años querida hermana María Mercedes! Gracias.