domingo, 28 de agosto de 2011

CRISTIAN PORTUGUEZ CUZQUE ES "EL PORTU". PRIMER "SEGUIDOR" DE MIS BLOGS.

Cristian Portuguez
Cuzque "El Portu".
Ahora me permito enviar un saludo a Cristian Portuguez Cuzque, un profesional en estos campos de la ciber comunicación y que, ingresando a su perfil, descubrí que es todavía un joven de 36 años, amante de navegar y disfrutar del "Rup". Interesante su gusto, no es el nuestro, nos quedamos en "Los Panchos", nuestra música criolla y la italiana de ayer. Algo muy bueno y que nos encantó, es ese vídeo que colocó con "Brenda y Paloma en la playa". ¡Buenazo! Nos levántó el ánimo y el espíritu. Nada más.

El es "El Portu", nuestro primer seguidor. Aparecimos con estas reseñas y fue el primero en mostrarnos su apoyo en esa simpática columna de "Seguidores" y lo hizo en "El Surquillano" y también en "Artistas en el Perú". Presiento que nos daba un vistazo en todo. Se me ocurrió visitarlo y descubrir que es un profesional inspirado en el Arte y para el Arte Flash Developer, Profesional Web  y Experto en Flash y Webmaster. No entiendo ni pío, pero es impresionante. De vez en cuando nos visitaba con un comentario y hoy está mudo.

Tiene un buen curriculum de estudios y se arranca en SISE de Miraflores, creo que expertos en el Inglés. En el Toulouse Lautrec de Surco, arte a granel y técnica especial ligada, de pronto a la pintura. También figura en el Centro de Post Grado de la UNI en Miraflores; Macromedia User Group de Argentina. Zona de Centro Autorizado ADOBE Miraflores y el Instituto Superior ADV Perú de Miraflores, este último en el que nosotros logramos buena becas en Marketing, Publicidad y Fotografía en Lima.

Verdaderamente un seguidor valioso y al que tenemos el gusto de dedicar estas líneas con nuestro sincero agradecimiento. Ya estamos cerca al 29 de Octubre de 2009, fecha en la que invadimos el camino espacial. Originalmente arrancamos con "Locutores y Artistas en el Perú" y vimos que era poco espacio para estas dos especialidades. Tuvimos que inaugurar un blog más, dedicado esclusivamente a los artistas. Vendría ¡Qué Notables fueron! y allí "el Portu" nos dejó una señal en la reseña de los Hermanos Morales.

Vamos a cumplir nuestro segundo año de habernos convertido en reseñadores y le comunico a Cristian, que nos ha traído suerte y esperamos que él también esté disfrutando de su profesión y de su talento. Le pido que se deje ver y no se olvide de nosotros. Un apretón de manos y que recuerde que todo lo que escribimos es en base a las experiencias que la vida nos dio y nos sigue dando. Gracias Cristian Portuguez Cuzque "Portu", buen amigo y muchos éxitos en tu profesión. Nos estamos viendo. Gracias.

lunes, 15 de agosto de 2011

CARLOS LOAYZA VERÁSTEGUI "PICHICUY". UN MARAVILLOSO AMIGO DE LA INFANCIA Y CÉLEBRE POR SUS OCURRENCIAS.

Carlitos Loayza y su tocayo.
Esta vez nuestra memoria se dirige a la infancia vivida en San Diego, el barrio, el sitio aquel de la quinta cuadra que nos congregaba a los muchachos a jugar con la virtud de la inocencia. La época del "trompo" o el "bolero". Carlos Loayza, no vivía precisamente en nuestra cuadra. Él era de Colina y sentía atracción por el club de fútbol, el "Ciclista Alianza" y llegó a jugar con su hermano David con mucho acierto. Zurdo y con mucha garra. No había partido que "pichicuy" no se agarrara a golpes con Pasión Ramírez.

Era amante de conversar siempre en replana y pegarle chapas a los amigos. Pintoresco en el vestir, nos dejaba turulatos cuando estrenaba un pantalón, muy bien planchado y "al tubo". Aquel estilo que impuso "Tin Tan" en sus películas. Cuántas veces jugamos en "la redonda" o el famoso parque llamado ahora "Ricardo Palma" de San Antonio. Le gustaba cantar y entonar las canciones de "Los Panchos" y arrancábamos con las introducciones a flor de labios y la verdad que nos sabíamos casi todos los boleros.

Nuestro cine favorito era "El Surquillo" que lo alternábamos con el "Miraflores". Desde las seriales de los años 40 hasta las películas mexicanas de María Antonieta Pons y que la entrada estaba prohibida para los menores de 18 años. Ingresábamos con bigotes falsos que lográbamos con el delineador de cejas nuestras hermanas. La verdad es que ahora que vemos la películas de esta actriz en la televisión, no tenían nada que resultara prohibido. Bueno, eran los tiempos en los que se cuidaba mucho la moral. Siempre ingresábamos.

Carlos Loayza, yo, Juán Zegama y Julio Zúñiga. Sentados:
Enrique del Pino, Bravo, "Pucha" Abanto y César Servan.
Y crecimos de lo más normal. Mi generación se distinguió por ser muy sana y divertida. Nos agradaba los fines de semana y las fiestas que organizaban las hermanas Cuba y todos los tonos que se festejaban en el barrio. En su hogar de Colina, cuántas veces concurrimos con nuestro acordeón e hicimos disfrutar a doña Juanita, su mamá, interpretando las viejas canciones que nos pedía. Sus hermanas Elena, Rosario y Luisa, más David, estaban siempre presentes y el señor Loayza padre, también disfrutaba de las fiestas.

Cada vez que concurría de visita, en los últimos tiempos, a ver a mis hermanos, tenía el gusto de reencontrarme con él y evocar tan añoradas épocas. Me sorprendió una vez en la peluquería de Roberto "Güalo" Chávez, cuando me entonó una composición mía de la juventud: "Algún día tu sabrás, lo que es amor corazón mío,..". La cantó completa y me hizo emocionar. Yo tengo muchas canciones y están inéditas. Jamás se me ocurrió entregarlas a mis amigos en la radio. Tampoco las interpreté en las fiestas como músico.

No pasó mucho tiempo de aquella reunión y de pronto nos sorprendió la noticia de su deceso. Todo fue tan repentino que no me enteré, pero supe que había congregado una cantidad de gente que lloraba su partida. La mejor indicación de su popularidad en el barrio que siempre quiso. Fue un gran Contador Público y amigo de toda la vida. Carlitos Loayza Verástegui "Pichicuy", hoy te recuerdo y te dedico estas lineas surquillanas, llenas de barrio y melancolía. Estás en la casa de Dios y para siempre. Te saludo con cariño de hermano. Gracias.

viernes, 5 de agosto de 2011

SIN "CUCUFATERÍAS" ENSEÑAR LA RELIGIÓN. CIVISMO Y AMOR A LA PATRIA. LA EXPERIENCIA DE UN CATÓLICO PERUANO. ES APLICABLE A TODAS LAS RELIGIONES E IDEALES.


RESPETO Y
FE EN DIOS.
Recuerdo de niño que mi Iglesia de San Vicente de Paul en Surquillo, no era lo suficientemente espaciosa para recibir los Domingos a quienes concurríamos a oír la Santa Misa, luego de los Sábados de Catecismo. Había una menor población que la actual. Los Jueves y Viernes Santos, se colmaban los Templos de fieles dispuestos a vivir la Pasión de Cristo. Hoy hay más gente y menos concurrencia. Nuestra primeras oraciones de la noche, son herencias de nuestros padres que, con toda humildad y sin exigencias, nos hacían rezar hasta que se nos hiciera costumbre. Ya somos veteranos y oramos como cuando éramos niños.

Evoco a mis profesores del Colegio Fiscal y en todos los años de esa Educación Primaria maravillosa, dar la bienvenida a sus alumnos, observar las reglas de higiene: manos, uñas, pies y, sin ofender a los niños, poco a poco acostumbrarnos a llegar impecablemente limpios. Los que no estaban aseados, iban a la Dirección y eran notificados sus padres para la correspondiente corrección. No existían los Derechos del Niño. Sí, la Educación Cívica, Moral y Religiosa que era brindada por los propios profesores. Existía el cuaderno de Dibujo, el de Caligrafía y para los menos artistas, el papel de copiar.

Nuestra Bandera y
los Símbolos Patrios
Era la década de 1940 y quienes todavía subsistimos de esa generación, recordamos con cariño y nostalgia a esos profesores que nos inyectaban sus conocimientos y fueron verdaderamente nuestros maestros y guías. En todos esos años, ya ingresados al salón, con toda la unción del caso rezábamos un Padre Nuestro, un Ave María y un Angel de la Guarda. Tres sencillas oraciones con la mente despierta y ávida de aprender. En casa y al terminar la jornada , era costumbre el rezo aprendido de nuestros padres. ¡Cuánto rogábamos al Señor para salir bien en los exámenes! Todo era cuestión de creer y salíamos muy bien.

Evoco también a nuestro primer Director de Primaria Don Angel Fernández Dávila, a quien promociones anteriores, como mis hermanos mayores, habían apodado graciosamente como "el Carioco". Tenía toda la figura del gallo en mención y gozaba de una fama de severo. Ante la formación general de niños, antes y después de las clases, nos daba la bienvenida y nos recordaba a José de San Martín, Miguel Grau, Francisco Bolognesi y  Alfonso Ugarte, agregando una reseña oral a sus virtudes de Héroes de la Patria. Cantábamos la Marcha de Banderas y nuestro Himno Nacional, con verdadera unción patriótica.

Colegio Nacional
"Ricardo Palma".
Se estudiaba de Lunes a Sábado y siempre aquel querido "Carioco", tenía recomendaciones de respeto a los ancianos, cortesía con las damas, ceder el asiento en los tranvías y las famosas reglas de buenos modales de  "Carreño". Conservo aquel librito de mi padre y que también sirvió a mis hijos. Es una cadena que se inició en la niñez y que cultivamos en nuestros hogares. La cosecha en general ¡muy buena! Promociones de aquella gloriosa educación, es latente en quienes egresamos del emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo. Sólo las canas y las huellas del tiempo, marcan la diferencia. Seguimos unidos y para siempre. Estamos dejando huellas.

Tan sencillo que resulta la formación del futuro peruano. ¿Por qué la Corrupción y la Delincuencia no tuvo efecto fatal en nuestra generaciones? Porque creímos en Dios, en sus Mandamientos y supimos respetar la memoria de nuestro héroes y mayores. A alguien se le ocurrió, a modo de aliviar al alumno de obligaciones, suprimir las clases de Educación Cívica, Moral y Religiosa. Hasta el Dibujo y el Arte fueron erradicados. Qué horrible equivocación. ¿Por qué no volver a ese pasado glorioso? Es nuestro aporte a los nuevos Ministros y autoridades que afrontan estos temas. Hay que reeducar. Parece sencillo ¿no? Gracias.