jueves, 19 de agosto de 2010

"19 DE AGOSTO". ¡EL CUMPLEAÑOS DE ZOILA ESPERANZA QUIROZ PERASSO!.

Naciò en 1908 y está cumpliendo 102 años. En aquel cielo de Dios, los ángeles vestidos de "charros" le habrán cantado "La Mañanitas". Aquí, de igual manera, celebramos su natalicio y la evocamos tal como la ven. Siempre alegre y levantándonos la moral. Fue nuestra segunda madre. Con Moisés, su viejo amado y María Adelaida, la abuelita cantora, celebran los 102 años e invitados de lujo son Barbarita Meza y Angel Servàn, mis padres. Esa mesa està engalanada por mi hermano Angel, de "Pregòn Deportivo" y mi querido cuñado Juán David Bernales Quiroz. ¡Viva el 19 de Agosto!.

En efecto, la fecha en mención recuerda un aniversario más del natalicio de quien fuera Zoila Esperanza, mi siempre recordada suegra y que de seguro tuvo sus mañanitas cantadas por algún coro celestial. Esta fecha, sin exageraciones extremas, servìa para unir más a nuestras familias. Me remontaré a los primeros años, a los que tuve de novio de mi querida esposa Gaby Rossi, cuando visitábamos la Unidad Vecinal Nro. 3 y tenìamos la suerte de ser recibidos por una familia que pronto, a decir verdad, se convirtió en la nuestra. El viejo Moisès, jefe màximo de esta propiedad, conservando por los años 50 toda su estima y metido en los negocios de su lavanderìa, retornaba siempre cargado de frutas y su infaltable bolsa de panes franceses crocantes y calientitos.

Debo decirles que el festejo de aquel cumpleaños de Zoila Esperanza, empezaba a golpe de desayuno y no faltaban en esa mesa los choclos, el queso y un buen churrasco encebollado. Todo en familia y contando todavía con la presencia de la abuelita Marìa Adelaida, un encanto de mujer. Si he tenido suerte con las mujeres, en el aspecto familiar, como nadie. Llegué a la Unidad Vecinal 3 y mi conquista del amor de "Gaby Rossi", ahora la abuela de mis nietos, se extendió al cariño de Zoila Esperanza y esa pìcara limeña que se llamó María Adelaida Perasso, descendiente de genoveses con su cuota de buen queso y el canto, virtudes heredadas por mi dueña. Por todo esto, recuerdo con mucha nostalgia los 19 de Agosto de cada año. Muy tempranito oré por su salud espiritual y siento que ella me escucha.

Volvamos a aquellos primeros festejos y ubiquémonos a la hora del almuerzo. A mi me bautizó Moisés como "siete buches", apodo que finalmente recayò en él, porque me superaba en mover la cuchara. Si el día amanecía frío, obligado era el "sancochado". Parte de esta delicia la constituían las yucas y ese queso iqueño que anteládamente proveía Moisés. Plato obligado y de reyes, los tallarines en salsa roja y con el tuco, aquel que extraía de sus raíces genovesas, màs el queso de Parma y, a la voz de listos: ¡a comer!. Vendrìan los brindis y la infaltable "cachina", una bebida familiar muy cercana al vino y que los iqueños de mi Perú, reverencian, se someten a ella y terminan crucificados. Muy deliciosa y envolvente en sus efectos que, quién no tiene costumbre de beberla, se olvida hasta de su domicilio.

Todo aquello experimenté en casa de Moisés Lengua Uchuya, mi querido y recordado suegro. Manuel, luego mi cuñado cuando el matrimonio, anotaba y guardaba el ejemplo. Es herencia de trascendencia y que ya no se practica por culpa de los años. Solamente les he narrado los inicios de esta historia con Zoila Esperanza Quiíroz Perasso. Ella está con nosotros y siempre nos acompaña. Los seres queridos jamás mueren. Se irán, cuando partamos al más allá. Por esto, en cada reseña escrita, siguen vivos mis personajes. Es difícil que haga alusión a su deceso, salvo especiales circunstancias. Hoy, en homenaje a mi querida suegra, tendremos ¡tallarines en salsa roja!. Y, como hasta lo manifestado, la seguiremos evocando con la alegrìa y amor de los mejores años vividos.

Déjame que te envíe los saludos de esta casa. En primer lugar los de Antonieta, tu hija. No sabes como teje y teje para tus bisnietos. Alejandra y Joaquìn, han heredado mucho de ti. Tus nietos Zoila Gabriela y Juàn Carlos "Pachìn", ya están preparados para el abordaje a esa buena mesa evocativa. Tu nieta mayor, Juanita, emulando tu arte culinario, entre tomates y buena cebolla, prepara el tuco aquel que tu sembraste. Desde Palomino, Manuel, tu engreído y Luzmila con tus otros nietos Manuelito, Juán Carlos y César, todos ya en pareja y con otros bisnietos, te deseamos lo mejor en este inolvidable 19 de Agosto. Ah!. Desde España, el "catetito" Juán Moisés, se auna al saludo y te zapatea una jota, una zeta y todas las demás letras del ABC. ¡Feliz Día! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario